scorecardresearch

Las queserías abulenses se cuelgan 15 medallas

I.Camarero Jiménez
-

Tres oros, seis platas y seis bronces atesoran Queserías Del Tiétar, Valdecabras y Elvira García, todo un reconocimiento a la tradición y la innovación que llega desde el Campeonato del Mundo

Las queserías abulenses se cuelgan 15 medallas

Ávila se ha lucido en los World Cheese Awards, o lo que es lo mismo, en el Campeonato Mundial de Queso que se ha celebrado esta semana en Oviedo, tierra que, por cierto, sabe no poco de este lácteo que tanto gusta al público en general y que se ha dotado de un jurado profesional de gran calidad a la hora de sacar conclusiones. Nuestra provincia poco a poco está lanzando productos que consiguen lo que se merecen: conquistar paladares y hacerlo, cada vez más, lejos  de nuestras fronteras y desde luego a golpe de un gran sabor y cuidada elaboración. 

Y es que tres queserías abulenses se han traído nada menos que 15 medallas en su conjunto, tres oros, seis platas y seis bronces. Así, la Quesería Valdecabras, radicada en Candeleda ha logrado nada menos que 2 medallas de oro, 2 medallas de plata, y 1 medalla de bronce gracias a su semicurado con pimentón y a Miss Capra que le han subido al primer puesto; a su semicurado natural y su curado, por los que obtuvo la plata; y a un semicurado elaborado sin lactosa; ya saben: para los que tienen intolerancia y que ahora podrán disfrutar de un queso que ya luce medalla de bronce.

Una cosecha de premios por la que se mostraban, como no podía ser de otra forma «encantados». En palabras de Begoña Chozas es un reconocimiento que «te hace venirte arriba, te anima a ti y también a todos los que trabajan contigo los 365 días del año», pues en eso consiste esta labor sin descanso.  Ha sido para ella desde luego una satisfacción acudir a este concurso. 

Aunque Valdecabras lleva en activo desde 2009 no empezaron a presentar sus productos a concurso hasta 2015. Entonces les premiaron en el salón gourmet una torta; ese mismo año, en el campeonato del mundo, un semicurado que también se llevo un bronce. Poco a poco han ido a más y en esta edición su candidatura ha sido más amplia y de hecho les han premiado más de la mitad de los presentados. Todo un lujo. Además sabe que les permitirá «ser más conocidos, posicionarse, estar en tiendas especializadas y poner en valor el queso de cabra», su especialidad y el trabajo de muchos.

Es importante que alguien lo cate, lo valore y les permita crecer y mejorar. Lo tiene claro y los expertos, también, y servirá para que la gente conozca que hay muchos más quesos que los manchegos y muchas más opciones.

Cambiando de localidad pero también  en el Tiétar, La Adrada y su famosa Queserías del Tiétar lo han vuelto a hacer y se vienen de tierras asturianas con un oro para su conocidísimo y espectacular Queso Montenebro de coagulación láctica y madurado con moho, Penicilium Roqueforti;  además de un bronce para su Cabra del Tiétar Curado. Nada como saber hacer las cosas bien y conocer donde lucirse con ellas.

De hecho recoger estos galardones, para la gerente de esta prestigiosa quesería, Paloma Báez, es «un orgullo y, teniendo en cuenta la gran cantidad de quesos que se presentan al certamen de 45 países, lo hace más especial». No en vano «es la labor de 10 personas que trabajan cada día con ilusión mimando cada fase del proceso». Además, a sus espaldas llevan nada menos que «30 años de trabajo», después de los cuales «seguimos recibiendo reconocimientos por nuestra trayectoria, lo que nos empuja a seguir trabajando cada día con mayor entusiasmo». Y por supuesto galardones como estos «nos abren puertas para seguir en el mercado tanto nacional como internacional».

La tercera de nuestras empresas medallistas está en El Barraco, es la Quesería Elvira García y con orgullo recogieron nada menos que ocho medallas: tres platas y cinco bronces. ¿Los quesos galardonados con la plata? Su Barraqueño, Musgo de Capra y Musgo Lavado; y los bronces para Luna Roja, Fortín de Capra, Canto Lavado, Musgo Lavado y Canto Viejo. Ante ello sus productores se mostraban «abrumados y agradecidos» a la par que «sin palabras» y ahora además con el «compromiso para seguir con esta regularidad y elaborar lo mejor posible». Simplemente se mostraban «felices» por la confianza y el respaldo a su trabajo diario.

En definitiva que no hay ni que salir de la provincia para catar quesos de gran sabor procedentes de nuestras cabras y que se han colgado medallas a costa de mucho trabajo artesanal y de ir dando pasos en pro de la innovación para posicionarse en un producto en el que ya tienen mucho terreno ganado.

Todos ellos han conseguido destacar de manera sobresaliente entre una multitud de miles de quesos candidatos. De hecho se presentaron a la que es la XXXIII edición del certamen más de 4.000 propuestas llegadas de más países que nunca, 45. Por cierto un impresionante queso de Jaén bautizado con el nombre de Olavidia, de la marca «quesos y besos», fue el vencedor.