scorecardresearch

Budiño insiste en que el voto "no es un cheque en blanco"

E. Carretero
-

Tras respaldar su procurador en las Cortes Regionales el techo de gasto, el presidente de Por Ávila condiciona el apoyo de esta formación a los presupuestos regionales a que haya inversión para Ávila

Un día después de que Pedro Pascual, el procurador de Por Ávila en las Cortes de Castilla y León, apoyara con su voto el límite de gasto no financiero para 2022, fijado en 11.621,35 millones de euros (que vuelve a ser el más alto de la historia de esta Comunidad), el presidente de la formación, José Ramón Budiño, se refirió a este asunto y a la posibilidad de que su formación respalde también los presupuestos regionales. Lo hizo a preguntas de los periodistas, y durante la rueda de prensa que ofrece todos los jueves como portavoz del equipo de gobierno del Ayuntamiento de Ávila ofrece tras la reunión de Junta de Gobierno Local. Aseguró Budiño, como ya lo hizo Pascual en las Cortes un día antes durante su intervención, que el apoyo del procurador de Por Ávila al límite de techo de gasto «no es un cheque en blanco» y que «no va condicionado para nada a los presupuestos». Es más, explicó el presidente de Por Ávila que aprobar ese techo de gasto era condición sine qua non a la hora de poder conseguir que esta provincia cuente con más inversiones. «Si queremos, y podemos, negociar esos presupuestos con inversiones para nuestra provincia, lógicamente pasaba por la aprobación de ese techo de gasto», aseguró Budiño al hablar del «escenario que se precisa para poder volver a sentarnos y poder, lógicamente, obtener unos presupuestos que efectivamente puedan reflejar la demanda de los abulenses».

Insistió de hecho Budiño que ese respaldo de Pascual a los dos socios de gobierno regional, PP y Ciudadanos, en lo que respecta al límite de techo de gasto «para nada va vinculado a una posible aprobación de los presupuestos». Unos presupuestos, aseguró el presidente de Por Ávila, cuyo apoyo esta formación vincula a que las cuentas de 2022 «tengan inversiones para Ávila, como se hizo con los anteriores». Y no solo eso, sino que Por Ávila también condiciona ese respaldo a los presupuestos a que los proyectos contemplados para nuestra provincia en los presupuestos de este ejercicio «avancen en su ejecución».  

«Lógicamente no es un cheque en blanco ni para el Partido Popular ni para Ciudadanos», insistió Budiño, recordando también lo afirmado por el procurador de Por Ávila durante la jornada del miércoles en su intervención en las Cortes de Castilla y León.