scorecardresearch

Aragón y C-LM también apuestan por reorganizar la sanidad

SPC
-

Los consejeros socialistas y la castellana y leonesa abordan en Soria los problemas sanitarios y proponen distintas estrategias que mejoren la atención en zonas despobladas

(I a d) Sira Repollés (Aragón), Verónica Casado y Jesús Hernández Sanz (Castilla-La Mancha), comparecen tras la jornada celebrada ayer en Soria. - Foto: Concha Ortega

La consejera de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Verónica Casado, encontró ayer respaldo a su intención de reorganizar la sanidad rural para garantizar la atención en estas zonas en los consejeros socialistas de Aragón, Sira Repollés, y Castilla-La Mancha, Jesús Hernández Sanz. En medio de la tormenta desatada en la Comunidad hace una semana por la aprobación de una PNL del PSOEcontraria al plan de reordenación sanitaria de la propia consejera, Repollés y Hernández coincidieron en la necesidad de realizar cambios organizativos. Los tres titulares sanitarios participaron ayer en  una jornada sobre el reto de la asistencia sanitaria en territorios aislados y despoblados celebrada en Soria, en la que los responsables sanitarios plantearon diferentes estrategias y directrices comunes para mejorar la atención sanitaria en el medio rural. Allí, hicieron un llamamiento para que no se meta en la mochila de la sanidad «todo lo que ocurre en el medio rural» e identificaron problemas comunes como la despoblación, el envejecimiento y la dispersión geográfica, que condicionan la organización de la atención sanitaria, unido a la falta de determinados perfiles profesionales. 

Durante la rueda de prensa posterior a la jornada,Verónica Casado, apostó por reforzar la cita previa en la Atención Primaria en el medio rural, e insistió en que lo importante no es el número de profesionales médicos y enfermeras que prestan servicio, sino lo que hacen. «No podemos tener a 1.000 médicos de familia, 3.666 consultorios y 297 centros de salud. Para dar respuesta a la población tiene que ser con cita previa porque tenemos que garantizar que se preste  atención sanitaria, incluso para aquellos que, a pesar de no haberla pedido, tengan patologías crónicas que deban ser vigiladas», destacó.

La consejera de Sanidad recordó que a principios de septiembre inició una ronda de contactos con los colegios de médicos, comunidades científicas, diputaciones y sindicatos con el fin de abordar la mejor manera de reformar la Atención Primaria y Hospitalaria. «Debemos adaptar lo que queremos hacer a cada uno de los contextos sanitarios de las distintas provincias», puntualizó.

En opinión de la responsable sanitaria, la pandemia ha traído mucho «desastre» pero se ha avanzado en la digitalización, y justificó que el Plan de Reestructuración de la Sanidad en la Comunidad no ha existido «nunca», pero sí existe una estrategia nueva para la Atención Primaria, que es demandada por las sociedades científicas que exigen su puesta en marcha a la mayor celeridad.  «No la estamos jugando y es el tiempo de tomar decisiones y si hay que reconducir la organización se hará», aclaró.

Atractivo

Casado se encargó de detallar las conclusiones de la primera mesa sobre ‘Asistencia sanitaria en el medio rural y la despoblación’. «Hay que realizar una distribución de cargas asistenciales y evitar cupos pequeños porque no garantizan el mantenimiento de las competencias, que son imprescindibles para una asistencia de calidad y que no son atractivos para jóvenes profesionales», destacó.

Por último, la titular de Sanidad  indicó que es necesario dar a conocer la atención primaria rural a los futuros médicos e «intentar que los estudiantes y residentes pasen parte de su formación en el medio rural y para eso hay que acreditar más centros docentes». En este sentido, defendió que el medio rural puede ser un sitio gratificante dónde los profesionales sanitarios puedan ejercer una atención primaria de «calidad, cercana e integrada».

Incentivos

Además, los responsables de las tres comunidades se comprometieron a desarrollar políticas que faciliten la ocupación de las plazas médicas de difícil cobertura, periféricas, y ofertarán contratos mixtos por los cuales los médicos podrán trabajar en el medio rural y en los hospitales de referencia de su provincia, a la vez que se incrementa la posibilidad de su formación constante. De esta forma, las tres comunidades plantean incentivar a los profesionales médicos que trabajen en el medio rural proporcionándoles mayores puntos de la carrera profesional l y medidas de carácter retributivo (pago de kilometraje).