scorecardresearch

El enésimo fin de una era

Agencias-SPC
-

La debacle sufrida ante el Bayern exige una revolución en el Barça que se está retrasando

Los gestos de los jugadores blaugranas sobre el césped del Allianz Arena lo decían todo. - Foto: PHILIPP GUELLAND

Tras caer eliminado ante el Bayern, Xavi tuvo claro su discurso, repitiendo que el Barça había tocado fondo con esta debacle en la fase de grupos de la Liga de Campeones y que, a partir de ahora, empezaba una nueva era, un argumento usado cada vez que el conjunto azulgrana fue apeado bochornosamente de la competición después de la 'Orejona' de Berlín en 2015.

En ninguna de estas eliminaciones estuvo el egarense, que dejó la nave azulgrana como futbolista tras ganar la última Champions. Pero sus excompañeros, algunos de ellos aún titulares en el equipo actual, como Piqué, Busquets y Alba, también reflexionaron de forma similar.

El fin de era de Múnich recuerda a las eliminaciones ante la Juventus en 2017, ante la Roma en 2018, ante el Liverpool en 2019, ante el mismo Bayern en 2020 (el mayor bochorno de todos con el 2-8 de Lisboa) y ante el PSG en la edición anterior.

Entonces se habló de aprender de los errores pasados y de renovar una plantilla desgastada. Pero en ningún caso hubo revolución. Las 'vacas sagradas' fueron yéndose desperdigadas y los fichajes de la directiva de Bartomeu, con Dembélé y Coutinho al frente, fueron una decepción tras otra.

Hasta llegar a la situación actual que se ha encontrado Xavi, con muchos jóvenes prometedores que aún necesitan cocción al más alto nivel para poder luchar por cosas grandes, una medianía que está a años luz de lo que fue (representada por Ter Stegen y Frenkie de Jong) y unos mayores que se resistan a aceptar que su ciclo azulgrana ha finalizado por muchas humillaciones que acumulen.

Respecto a las eliminaciones de los años anteriores hay una diferencia. Todas fueron en época primaveral, algunas de ellas hasta rozando la final como la de Anfield en 2019. En cambio, esta vez el trompazo ha llegado antes de 'comerse los turrones' y manda al Barça a la segunda competición europea, la Liga Europa.

Además, el club tiene ahogados los mecanismos disponibles para revertir la situación a corto plazo. Difícilmente el mercado de invierno podrá aportar soluciones consistentes a causa de la grave crisis económica que atraviesa la entidad, la enorme dificultad para cumplir el 'fair play' financiero y la resistencia a salir de los jugadores que más cobran.

Mientras, el Barça se despide de la competición que tantas alegrías le ha dado en este inicio de milenio con solo dos tantos a favor en los seis partidos de la fase de grupos. 

Pero la falta de gol azulgrana no es algo exclusivo de la Champions. Hay un dato aterrador: en los últimos 10 partidos entre Liga y Champions tan solo en uno ha logrado marcar en el primer tiempo. Con estas credenciales hacer algo prometedor en la Liga Europa también se presenta como una utopía.

 

Memphis, 'k.o.'

Y a todo esto hay que sumar que el único 'nueve' de garantías que estuvo en Múnich, Memphis, volvió lesionado y estará de baja varias semanas.