scorecardresearch

Multitudinaria fiesta para devolver sonrisas

M.E
-

Cientos de niños se dieron cita en la explanada trasera del Lienzo Norte para celebrar un cumpleaños a lo grande, el que durante el confinamiento muchos tuvieron que festejar en familia. Las colas y las sonrisas de los pequeños, protagonistas

Multitudinaria fiesta para devolver sonrisas - Foto: Isabel García

DICEN que la promesa que se hace a un niño hay que cumplirla para no perder su confianza, y en la invitación recogida en un bando municipal publicado hace casi año y medio, precisamente, se enmarcó el evento celebrado en la explanada trasera del Lienzo Norte. Al fin llegó la gran fiesta para festejar por todo lo alto todos los cumpleaños de los niños que no pudieron celebrar el aniversario de su nacimiento con amigos y familiares durante el confinamiento decretado por la COVID-19. La cita, gratuita, prometía y la respuesta no defraudó. Cientos de niños de todas las edades, desde pocos días a varios años, no dudaron en recoger el guante lanzado por el Ayuntamiento de Ávila y, aprovechando una tarde de otoño espectacular, marcharon entusiastas al Lienzo Norte dispuestos a disfrutar de una tarde de diversión. 

La inevitable cruz de la multitudinaria propuesta la pusieron las largas colas que se formaron a la hora de acceder al recinto y a todas las atracciones habilitadas, los castillos hinchables, colchonetas y coches de choque, además de los talleres para personalizar las coronas de cumpleaños que se repartieron y para hacer abalorios. Algunas familias tuvieron más paciencia que otras y no dudaron en esperar casi una hora para que sus hijos saltaran como locos o se deslizaran por los castillos, mientras que otras optaron por disfrutar de las actividades complementarias como los bailes con Pepa Pig, Mickey o Minnie o las visitas a los vehículos de Policía Local, Protección Civil, Bomberos y FCC y al stand del Centro Militar de Cría Caballar. Hacer sonar las sirenas a todo trapo, subirse a los camiones y ver a los perros fueron momentos que a muchos les gustaron más que las propias atracciones. Los incondicionales de las colchonetas, sin embargo, no las cambiaron por nada y a otros lo que más ilusión les hizo fue ver expuestos sus optimistas dibujos del arcoíris. 

Los voluntarios de Protección Civil, esos que con el baile de la cucaracha hicieron más ameno el confinamiento, también se subieron al escenario para devolver sonrisas y volver a poner a bailar a grandes y pequeños con su canción de moda.

La música fue un ingrediente más y no faltaron las canciones del cumpleaños feliz. Una gran pancarta con globos daba la bienvenida a los invitados a esta peculiar fiesta en la entrada del recinto, donde también se entregaba una mascarilla específica para los niños. El alcalde de Ávila, Jesús Manuel Sánchez Cabrera, agradeció la responsabilidad y el comportamiento ejemplar que todos los niños tuvieron durante el confinamiento y que están teniendo durante la pandemia, de ahí que se hubieran organizado actividades en colaboración con diferentes asociaciones y entidades. El regidor abulense elogió el trabajo de organización por parte de Servicios Sociales, agradeció la colaboración de los servicios municipales y de la Asociación de Feriantes y destacó la gran respuesta de los abulenses a un día pensado «para el disfrute de todos».