scorecardresearch

El Real Ávila 2022-23, con Borja Rubiato al frente

A.S.G.
-

La continuidad del actual entrenador encarnado, asegurada tras una semana de conversaciones. Sólo queda la firma. Es la primera pieza para la configuración del nuevo proyecto 2022-23

Borja Rubiato, en el palco del Adolfo Suárez - Foto: David Castro

El Real Ávila 2022-2023 ya está en marcha. Y la primera piedra del nuevo proyecto dirigido por DS360 –con Alberto Cases y Álvaro Gómez a la cabeza de la parcela deportiva– ya está puesta y tiene nombre propio, Borja Rubiato.Según ha podido saber Diario de Ávila, el actual entrenador del Real Ávila seguirá una temporada más al frente del banquillo del Adolfo Suárez. Sólo queda la firma entre las partes, un 'detalle' que se llevará a cabo en breve. Si nada ocurre por el camino, el de Santa María del Tiétar volverá a ser el entrenador del Real Ávila la próxima temporada.    

El actual entrenador ha sido en todo momento la primera opción de los nuevos gestores, que desde la semana pasada comenzaron los contactos para renovar al técnico. Acabados los playoffs, llegó el momento de poner en marcha la nueva hora de ruta para un equipo que, de nuevo, tendrá entre sus manos la  exigencia de estar en la pelea por los playoffs. «Un club como el Real Ávila siempre tiene que estar entre los mejores» decía el propio entrenador antes de afrontar la fase de ascenso a Segunda RFEF. Una exigencia mucho más evidente en una temporada especial para el club, el año del Centenario.

Comenzaron los contactos y las conversaciones la pasada semana. Primera toma de contacto. Acabada la temporada sobre el césped, era el momento de conocer qué querían los unos de los otros. Primera toma de contacto que se tradujo en un lunes 'maratoniano' en el que la reunión terminó de la mejor manera posible. El Real Ávila 2022-23, a falta de la firma oficial, tiene entrenador.

Si nada se tuerce por el camino, la 2022-23 será la segunda temporada consecutiva de Borja Rubiato al frente  del Real Ávila. Continuidad en el banquillo encarnado de la mano de un entrenador que, tras compaginar su papel como jugador y técnico en los juveniles, tenía su primera gran oportunidad el pasado verano. Tras José Manuel Jimeno y María Hernández, y con la necesidad de dar un giro absoluto al proyecto deportivo, la elección era Rubiato, que colgaba las botas como jugador para probarse como entrenador.Y la apuesta, aunque arriesgada, dio sus frutos. Con un vestuario totalmente renovado y repleto de caras jóvenes, el equipo se clasificaba por merecimientos para la fase regional de los playoffs de ascenso a Segunda RFEF después de una temporada que acabaron terceros aunque luchando hasta el final por el subcampeonato.

Apuestan Alberto Cases y Álvaro Gómez por la continuidad y la estabilidad en un banquillo por el que han pasado no pocos entrenadores en los últimos años y en el que únicamente JonathanPrado tuvo la oportunidad de continuar. A partir de ahora, toca seguir sumando piedras al proyecto. Porque esto no para. La hoja de ruta establecida por DS360 está marcada.

Ha sido el nombramiento de Rosa Sanz como Gerente General uno de los primeros movimientos anunciados y una de las primeras decisiones previstas una vez conocida la marcha de Carlos González, Director Deportivo  oficialmente pero en la práctica mucho más. La renovación de Borja Rubiato debería ser la siguiente. Ahora comienza la construcción del nuevo vestuario. Llega el momento de las altas y bajas aunque la continuidad de Rubiato en el banquillo podría ser un empujón para aquellos que puedan tener dudas en buscar otro destino.