Incendio en una fábrica de madera de Ramacastañas

P.R.
-

Intervinieron bomberos de Ávila y bomberos voluntarios de Protección Civil de Arenas, Sotillo y Candeleda

Un incendio hace saltar las alarmas en una fábrica de madera

Un incendio provocó la alarma en una fábrica de maderas de la localidad de Ramacastañas. Tanto es así  fueron muchos los medios contraicendios que al final se congregaron en el lugar donde ocurrieron los hechos para luchar contra las llamas.
Desde la Capital se desplazaron dos vehículos, un camión bomba pesada y una escala del Parque Municipal de Ávila. Otro camión  se desplazó desde Arenas de San Pedro con personal de los bomberos voluntarios de Protección Civil de Arenas de San Pedro y la intervención de diez voluntarios. También se dio aviso a los voluntarios de Sotillo, que desplazaron otros dos vehículos pesados y seis bomberos voluntarios de la Agrupación Local de Protección Cicil. Desde Candeleda también se desplazó otro camión y cinco bomberos voluntarios su agrupación Local de Protección Civil de esta localidad.
También intervinieron efectivos de la Guardia Civil de la Policía Local de Arenas de San Pedro. También se desplazó hasta el incendio el alcalde de Arenas, Juan Carlos Sánchez Mesón y algunos concejales del consistorio arevalense.
Fuentes de Protección Civil de Arenas de San Pedro confirmaron a este periódico que fue fundamental la rápida intervención de los trabajadores de la fábrica y de otras que se encuentran en la zona que llegaron a utilizar el depósito de una hormigonera para lanzar con mangueras el agua a la zona donde se encontraba el incendio.
Las llamas, según indicaron las mismas fuentes de Protección Cicil, se debieron original en una máquina, que resultó muy dañada por las llamas. Pronto se extendió a los troncos depositados y a la viruta de madera.
Los Bomberos de Ávila  sacaron los troncos que se habían quemado y removieron el serrín quemado para que fuera enfriado por la acción del agua a fin de que  las llamas no volvieran a reanudarse.
El incendio se originó hacia las 18,00 horas de la tarde. Los equipos de extinción estuvieron trabajando durante varias horas hasta entorno a las 20,30 horas, que los equipos dejaron de actuar, y regresaron a sus bases, a la vista de que el incendio estaba totalmente apagado.