Siguen las negociaciones entre XAV y PP

L.C.S
-

Por Ávila espera firmar un documento con el Partido Popular sobre propuestas concretas para cerrar el acuerdo

Siguen las negociaciones entre XAV y PP

El posible acuerdo entre Por Ávila y Partido Popular para cerrar una alianza que dé estabilidad al Gobierno regional hasta el final de legislatura queda pendiente de que ambas formaciones lleguen a un acuerdo definitivo sobre las propuestas que desde XAV se han presentado y que espera que se puedan concretar mediante un documento firmado. Así lo ha asegurado el presidente de este partido, José Ramón Budiño, que a preguntas de los periodistas habló de que había llegado el momento de «poner negro sobre blanco esas propuestas en firme». Ese documento aún no ha llegado alPartido Popular, que espera a conocer su contenido definitivo para poder cerrar un acuerdo que se ve próximo.

Budiño confirmó que este pasado lunes se produjo una nueva reunión entre ambos partidos, de manera presencian en Valladolid, en la que por parte de Por Ávila acudieron, además del presidente, el vicepresidente y alcalde de Ávila, Jesús Manuel Sánchez Cabrera, y el procurador de esta formación en las Cortes de Castilla y León, Pedro Pascual, cuyo voto es ahora decisivo para otorgar la mayoría absoluta a la coalición formada por PP y Ciudadanos.

El presidente de Por Ávila reconoció que «estamos en ese momento de las negociaciones para poder llegar a un punto de encuentro» pero sin llegar a «un principio de acuerdo. Simplemente hay las negociaciones que se están desarrollando con total normalidad» y que Budiño espera que puedan llegar a buen puerto «por el bien de todos los castellanos y leoneses y los abulenses», pero eso es algo que «depende de dos partes, no sólo de la nuestra».

Una vez que se han producido ya varias reuniones, «las dos partes nos hemos emplazado ya a poner las propuestas de ambas partes sobre la mesa. El diálogo, igual que en el momento en el que se produjo la moción de censura es fluido, pero ahora hay que concretar». Desde Por Ávila se insiste en que lo que desde esta formación se ha puesto como demandas principales son «las que tienen los abulenses, y veremos la predisposición de la Junta para llegar a un acuerdo para dar esa estabilidad que precisa el Gobierno».

Desde Por Ávila se asegura que, aunque sin desvelar cuáles han sido, «hemos hecho propuestas concretas, muchas de ellas dirigidas sobre las enmiendas que presentamos a los presupuestos. A partir de ahí, también otras propuestas que entendemos que se pueden desarrollar y que van a redundar en beneficio de la provincia, no pidiendo ser más que nadie, pero tampoco menos».

Preguntado sobre unas declaraciones del procurador Pedro Pascual en las que se mostraba más partidario de un acuerdo parlamentario que de Gobierno, Budiño reconoció que «hay varias propuestas y fórmulas, pero yo no voy a entrar en valoraciones personales. Si finalmente se llega a un acuerdo, tendremos que dar una estabilidad política que la coyuntura social está demandando ahora mismo».

No al mercadeo de cargos. Budiño insistió en que «nosotros ni hemos pedido cargos ni nos los han ofrecido. No hemos pedido nunca, ni lo vamos a pedir ahora. Nuestro procurador es no liberado, va muchas noches sin dormir y esa condición no va a variar. Tenemos que ser consecuentes y nosotros estamos aquí para pedir mejoras para Ávila. Negociar con nombres, apellidos y con puestos no es la política que viene a hacer Por Ávila, lo conocen los interlocutores de la Junta, de ahí que a lo mejor seamos un interlocutor más cómodo que otras formaciones políticas porque no vamos a condicionar ningún aspecto político, ni a poner nombres encima de la mesa, porque entendemos que eso es mercadear. Pedimos no mercadear cuando fue la moción y ahora mismo la situación de la Junta no está para mercadear con puestos ni con nombres ni apellidos».

«Es una conversación entre dos partes que tienen que llegar a un acuerdo», razonó Budiño, «pero en este caso la Junta tampoco mercadea con puestos ni con cargos y entiendo que como ven que la otra parte tampoco va por ahí por responsabilidad, porque poco sacarían los abulenses si Por Ávila se sienta con la Junta a pedir cargos y tampoco estaríamos siendo honestos con la filosofía política de nuestros partidos, con lo cual, ni la Junta lo ha propuesto, ni les hemos dado pie a ello».

Budiño no avanzó qué posibilidades de éxito tiene el posible acuerdo entre ambas partes, que desde Por Ávila se considera necesario ante «un escenario político que ha cambiado a raíz de la moción. Es una realidad que ahora ese voto de Por Ávila para esa estabilidad es necesario y a partir de ahí, nosotros estamos en la misma situación que estábamos al inicio de la legislatura, que es la de intentar dar estabilidad a la comunidad, pero también reclamar esa deuda histórica con Ávila».

De momento desde la formación abulense no se marcan plazos para cerrar o no las conversaciones porque «no somos quienes para marcar plazos. Nosotros estamos a disposición de la Junta para poder abrir esa línea de contacto, pero no somos quién para marcar plazos».



Las más vistas