La solidaridad de un pequeño pueblo morañego

P.R.
-

Herreros de Suso ha recaudado cien bolsas de ropa, 30 juguetes y más de 300 kilos de comida para la ONG 'Chiquitita', procedente de Numancia de la Sagra, en la provincia de Toledo

La solidaridad de un pequeño pueblo morañego

Pasadas  las celebraciones de la Semana Santa, la ONG ‘Chiquitita’, procedente dela toledana Numancia de la Sagra, ha procedido a la recogida de diferentes enseres que el pueblo de Herreros de Suso, ha recopilando durante este último año, informa Samuel Jiménez.

Por un lado, y desde antes que empezara la pandemia, el ayuntamiento de la localidad morañega se volcó con la recogida de ropa. En estos meses ya logrando recoger unas cien bolsas, que han ido depositando los vecinos del pueblo. También se han recogido unos 30 juguetes, para los pequeños más vulnerables.

Esta idea surgió, en un cocido que organizó el ayuntamiento, con motivo de la fiesta de San Juan Evangelista, en el año 2019, donde las encargadas de la ONG, se hicieron presentes debido a la organización de un concierto solidario, cuya recaudación se destinaba a esta organización no gubernamental. A partir de ese momento, Ángel Dorado, el alcade y Samuel Jiménez, el encargado de la parroquia y catequista, empezaron a recoger la ropa, hasta que el local se quedó pequeño al haber conseguido recaudar más de lo que se pensaba. Por ese motivo se dio aviso a la ONG, para que el pasado domingo, viniera a recoger todo lo que se ha conseguido recaudar en estos meses

La solidaridad de un pequeño pueblo morañegoLa solidaridad de un pequeño pueblo morañegoPor otro lado, desde la Parroquia de San Juan Evangelista, se organizó las pasadas navidades un teatro infantil solidario, en el que los niños de catequesis, con ayuda del catequista, representaron la obra, ‘El día que no quería nacer Jesús’. En dicho acto solidario, se recogieron más de 300 kilos de alimentos,que fueron donados por todos los asistentes al mismo. El teatro tuvo una gran acogida por parte del pueblo, ya que la parroquia completo un tercio de su aforo, lo permitido, en aquel momento por las autoridades sanitarias.

Una vez recogido todo, a la salida de la Eucaristía del pasado domingo, Benita Collado y Paz García (esta última es natural de Herreros de Suso), encargadas de la ONG, indicaron que están muy orgullosas de la solidaridad que desprende el pueblo, ya que gracias a la ayuda prestada por tantas personas como las de este pueblo, pueden atender a más de 63 familias. Así mismo,  transmitieron también la ilusión de seguir contando con con este municipio abulense para   el futuro.



Las más vistas