scorecardresearch

Finaliza una campaña para proteger a crías de rapaz

J.C. Huerta
-

Promovida por SEO Birdlife Ávila concluye con un balance positivo en la intervención en los campos de cereales de La Moraña, frente al riesgo de las cosechadoras

Finaliza una campaña para proteger a crías de rapaz

Hacer compatible la ancestral tarea del campo y la conservación de la biodiversidad ha sido una dialéctica tan milenaria como la agricultura. En los tiempos modernos, la maquinaria y los cambios en las explotaciones agropecuarias han puesto algo más difícil esa convivencia. Es lo que ocurre con la cría de ciertas rapaces entre las espigas del trigo, la cebada, o el centeno. El aguilucho cenizo es una de nuestra rapaces más habituales en la estepa abulense. SEO Birdlife, la reputada organización conservacionista, ha participado en primavera y verano con voluntarios abulenses en la prevención de la extinción de los pollos de esta especie de aguilucho, cuyo nombre científico es (Circus pygargus). Lo han hecho con colaboración de la Junta de Castilla y León y también con el concurso de profesionales del campo de la zona. «Hemos tratado de salvar a los pollos de esta especie protegida, catalogada como vulnerable, en la época de cosecha», informan desde SEO-Birdlife. Como explica en una nota de prensa el voluntario Jorge Leonor,  «éste primer año nacía como una propuesta de aprendizaje para el equipo que lo ha desarrollado pues nos ha permitido conocer muchas cosas del comportamiento y la fenología de la especie en nuestra provincia». «A su vez, ha sido una pequeña sorpresa, que ya intuíamos, ya que hemos corroborado la presencia de varias parejas de aguilucho pálido en los campos abulenses. Esta especie se comporta de manera similar al cenizo con alguna variación fenológica». En total, durante la campaña, en los siete nidos de aguilucho cenizo que los voluntarios han controlado han nacido 21 pollos; y en los tres de aguilucho pálido, siete pollos.

«Ha sido un proyecto muy ilusionante que nos ha llevado un gran esfuerzo, pero que ha recompensado con creces a cada uno de los que nos hemos implicado, y que confiamos ayude a que la tendencia negativa de las poblaciones de estos aguiluchos se revierta, esperando contar en las siguientes campañas con la colaboración de cada vez más agricultores», apostillan desde SEO.