El Papa alerta que el miedo acaba con toda esperanza

SPC
-
El Papa alerta que el miedo acaba con toda esperanza - Foto: REMO CASILLI

Francisco invita a los cristianos del mundo a volver a un amor vivo, a dejar de quejarse y a desdeñar las cosas más inmediatas porque «solo ofrecen soledad»

El Papa Francisco advirtió ayer a los cristianos de todo el mundo durante la celebración de la Vigilia Pascual que el pecado y la mundanidad acaban con la esperanza y dan paso a la desconfianza, y lamentó que a veces las personas crean «con resignación que la muerte es más fuerte que la vida», al tiempo que invitó a los católicos a volver a un «amor vivo» con el Señor, porque «de lo contrario se tiene una fe de museo, no de Pascua». 
«Quejándonos de la vida, hacemos que la vida acabe siendo esclava de las quejas y espiritualmente enferma. Se va abriendo paso así una especie de psicología del sepulcro: todo termina allí, sin esperanza de salir con vida», afirmó el Pontífice durante la solemne ceremonia que tuvo lugar en la Basílica de San Pedro. 
El Santo Padre puso en valor a Jesús, que no es un «personaje del pasado» sino «una persona que vive hoy». Y especificó: «No se le conoce en los libros de Historia, se le encuentra en la vida. Recordemos hoy cuando Jesús nos llamó, cuando venció nuestra oscuridad, nuestra resistencia, nuestros pecados, cómo tocó nuestros corazones con su Palabra». 
La Vigilia Pascual es uno de los actos litúrgicos más sugestivos de la Semana Santa, que comenzó con la Basílica de San Pedro sumida en la oscuridad total para simbolizar la muerte de Jesús. Poco después, el cirio pascual recorrió el pasillo central y su luz pasó de vela en vela hasta que el templo se iluminó por completo con el anuncio de la Resurrección de Jesucristo.
 Francisco también señaló que en ocasiones la esperanza se ve obstaculizada por la piedra de la «desconfianza» que lleva a construir dentro de las personas un «monumento a la insatisfacción».