Carnestolendas que dan luz a la Época Oscura

Mayte Rodríguez
-

El balance del evento es positivo pese a que finalmente se desarrolló íntegramente online, aunque con buena participación en la mayoría de las actividades desarrolladas

Carnestolendas que dan luz a la Época Oscura

Pese a ser por definición un evento muy pegado al territorio, las Carnestolendas Arqueológicas no han podido pisar tierra en esta cuarta edición, en la que debido a las restricciones que impone la pandemia todas las actividades se desarrollaron de forma telemática. Y es que las visitas presenciales al yacimiento arqueológico de La Coba previstas para este domingo finalmente se aplazaron. Pese a todo, el seguimiento en directo de las distintas actividades llevadas a cabo online rondó el medio centenar de personas, multiplicándose esa cifra en las visualizaciones de cada una de ellas que ofrece en su canal de Youtube Masav-Terra Levis. Entre ellas, el taller de arqueología experimental ofrecido por Javier Fanlo, un especialista en reproducciones de cerámica histórica que explicó cómo elaborar una vasija de la llamada Época Oscura (entre los siglos VI y X) siguiendo la técnica de la bola y del churro y que, siguiendo sus indicaciones y el pack que adquirieron los asistentes previamente, ellos mismos fueron haciendo en sus casas para, una vez terminada, compartir las fotos del resultado en las redes sociales de la organización. «Los packs llegaron a Barcelona, Pontevedra, Madrid, Valencia y por supuesto a Ávila», apuntaba Juan Pablo López, director de Masav-Terra Levis.

Tampoco faltó la proyección de la película ‘Nos quedamos’, que narra precisamente la filosofía del proyecto Masav-Terra Levis, ni la emisión de un magazine en el que tres especialistas trataron de acercar al público a la Época Oscura, que este año protagonizaba las Carnestolendas Arqueológicas. «Iniciamos un debate en el que, entre otras cosas, desmontamos mitos como el nombre de esa etapa de la Historia, que no tiene que ver con el tipo de gente que vivió entonces, sino con la escasez de investigaciones sobre esa era», matizaba López, que intervino como director de las excavaciones en la necrópolis de La Coba.

También se retransmitió en directo un concierto muy especial a cargo de Neonymus: un funeral visigodo que resultó fascinante. Y en el plano musical, los asistentes disfrutaron del concierto que Vanesa Muela ofreció en el festival ‘Paisanaje Sonoro’celebrado en el año 2019 en Solosancho, del que se ha realizado un proyecto audiovisual. Y el día concluyó con la emisión del podcast sobre arqueología.

balance positivo. Pese a las limitaciones que impone el formato telemático, el balance de las IV Carnestolendas Arqueológicas es positivo, sobre todo porque «lo importante era dar continuidad al evento» en un momento complicado como el actual, destacaba Juan Pablo López. Precisamente, haber podido celebrarlo supone para el director del proyecto «superar esta sensación de ruina» derivada de la pandemia y «dar un punto de vista positivo sobre todo lo que tiene que ver con el territorio, con el medio rural, porque nosotros vamos a seguir trabajando con la gente, somos positivos respecto al futuro», confesaba en declaraciones a Diario de Ávila.

 



Las más vistas