scorecardresearch

La eterna pandemia

Agencias
-

La comunidad internacional reclama más políticas para erradicar la violencia contra las mujeres, un problema que ha aumentado con la crisis de la COVID

La eterna pandemia

La lucha por la defensa de los derechos de la mujer y la igualdad de género debe ser firme, unánime y debe estar respaldada por la comunidad internacional, ya que se ha convertido en la otra pandemia desde hace muchos años aunque no se le quiera mirar a la cara. Por eso, los expertos en Derechos Humanos de las Naciones Unidas hicieron ayer un llamamiento en vísperas del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer para implementar el trabajo contra esta lacra.

«Aunque representan más de la mitad de la población mundial, mujeres y niñas de todo el mundo siguen corriendo el riesgo de ser asesinadas y de ser objeto de violencia, intimidación y acoso cuando alzan la voz, únicamente por su género», señaló un documento firmado por más de 70 expertos de la ONU. «Hacemos un llamamiento a los Estados y la comunidad internacional para combatir esta violencia con la debida firmeza, ya que forma parte de sus obligaciones».

 

Atención integral

Los firmantes insistieron en la necesidad de que los gobiernos desarrollen políticas «transformadoras» que garanticen un entorno propicio para que las mujeres puedan ejercer con seguridad sus libertades fundamentales de expresión, asociación, reunión pacífica y participación en la vida pública.

El manifiesto considera que debe brindarse una atención física y mental integral para las supervivientes de la violencia de género, «como parte de la gama completa de atención a la salud sexual y reproductiva de calidad que debe estar disponible para todos».

Además, se pone de relieve la preocupación por los discursos de odio hacia la mujer en las redes sociales y otras páginas de internet.

«Es especialmente preocupante el hecho de que no solo las mujeres y las niñas siguen siendo objeto de múltiples manifestaciones de violencia, sino que también se han multiplicado los espacios en los que ésta tiene lugar», subrayaron.

En la misma línea, la Comisión Europea y el alto representante para la Política Exterior de la Unión Europea (UE), Josep Borrell, instaron a intensificar la acción contra la violencia de genero para que «Europa y el resto del mundo sean seguros para todas». «La violencia contra las mujeres y las niñas es una violación generalizada de los derechos humanos», subrayaron el Ejecutivo comunitario y del jefe de la diplomacia europea.

Por su parte, la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social en el Estado Español alertó ayer de que este problema se ha «agravado» con la crisis provocada por la pandemia. «La situación creada a raíz de la COVID-19 no ha hecho sino agravar la situación de las mujeres y la brecha de género todavía existente en nuestra sociedad. Por ello reivindicamos un refuerzo de las políticas públicas destinadas a prevenir y erradicar estas situaciones», apuntaron.