Avisos amarillos por lluvia, viento y deshielo este viernes

I.Camarero Jiménez
-

La Agencia Estatal de Meteorología estima que se pueden acumular hasta 40 litros en 12 horas en el Sur de Ávila y el Sistema Central y rachas de hasta 80 kilómetros hora, en la última zona

Avisos amarillos por lluvia, viento y deshielo este viernes - Foto: David Castro

Las lluvias serán una constante los próximos días, y es que salvo el lunes, la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) informa de precipitaciones desde este jueves y hasta el miércoles. Si bien en la web de la Aemet destaca especialmente una jornada de viernes marcada en Ávila por los avisos amarillos, que además lo son por diferentes fenómenos atmosféricos. Así, todo el Sistema Central vivirá en esa jornada el azote de la lluvia, el viento y algo un poco extraño para la actual época del año, como es el deshielo. 
La lluvia puede llegar allí con acumulaciones de hasta 40 litros en 12 horas y afectará además a la zona sur de Ávila. Y en cuanto al viento podrán registrarse rachas máximas de hasta 80 kilómetros por hora, eso sí en el Sistema Central.
El aviso amarillo para los dos primeros fenómenos durará desde las 00 horas del viernes y hasta las 15 horas de esa misma jornada, mientras que el aviso por deshielo durará algo más, hasta las 18 horas y además sólo afecta al Sistema Central
El hecho de que se puedan producir deshielos mucho tiene que ver primero con que haya nevado, lógicamente pero también con la subida de las temperaturas. A modo de ejemplo decir que si la capital abulense se movió ayer en unas temperaturas de entre 2 y 5 grados, para hoy están entre 1, que sigue siendo una mínima bastante baja,  y los 10, bastante más elevada que ayer. De cara al día del aviso suben además un poco las mínimas, hasta los cuatro grados y las máximas reputan hasta los 11. Ahí estaría la explicación.
La jornada del sábado vuelven a bajar las temperaturas y se estima que se moverán en torno a los 2 y los 8 grados y a partir de ahí llama especialmente la atención la subida de las máximas que, si no cambian las previsiones culminarán en un martes en los que se pueden registrar hasta los 17 grados de máxima, algo que también es cuanto menos raro para esta época del año. 
Ávila es una de las dos provincias de la región en la que se han activado estos avisos, la otra, Salamanca.