El Real Ávila no da la talla ante La Granja

Área 11
-

2
La Granja
0
Real Ávila
Finalizado
En un partido vital para los intereses de los encarnados, los de María Hernández apenas inquietaron a su rival, que se llevó el triunfo

El Ávila no da la talla ante La Granja

El Real Ávila se marchó de vacío de El Hospital, en un partido para olvidar ante un rival que venía en caída libre y que sacó los colores a los encarnados. Los del Adolfo Suárez se meten en arenas movedizas a falta de dos jornadas, en las que se enfrentarán a Cebrereña y el Mirandés B. La victoria ante La Granja era vital para dar un paso de cara a la segunda fase de la liga, pero los abulenses estuvieron prácticamente fuera del partido los 90 minutos.

La Granja fue un equipo más coral y competitivo en un campo de juego que no invitaba a las florituras, pero que estaba mal para ambos equipos. Los primeros compases de juego fueron muy intensos por parte de ambos equipos, y únicamente hubo una llegada del Real Ávila en el primer cuarto de hora, en un encontronazo de Kike y Rubiato dentro del área, con un leve toque por parte del zaguero local. Pasaban los minutos y La Granja daba mayor sensación de cómo encarar el partido. Luchaban mucho más sus jugadores las jugadas e imponían mayor intensidad que su rival. A esto se unió un despropósito de Johan en el minuto 21, cuando el guardameta fue a despejar un balón fuera del área, realizando la pegada hacia el interior del campo de manera errónea. El balón fue a parar a botas de Ibra, que a bote pronto soltó un remate que se coló irremisiblemente en la portería abulense (1-0). El mazazo dejó estupefactos a todos los seguidores que se habían desplazado a San Ildefonso desde Ávila. El partido se ponía cuesta arriba, y más si cabe viendo la poca presencia en ataque que tenían los de María Hernández, que prácticamente no inquietaba la portería de Loren. El técnico visitante lo debió ver todo tan revuelto, que en el minuto 37 dio entrada a Domingo por Rubén Ramiro, que pareció ser el que pago los platos rotos, buscando mayor presencia y acumulación de jugadores en la medular y mayor despliegue en ataque. Pero los ocho minutos que restaban no cambiaron nada el panorama, reflejando una impotencia tremenda por parte del Real Ávila en una primera parte para olvidar.

Tras el paso por los vestuarios no cambio mucho la situación pese a que el Ávila adelanto líneas. La defensa local era un muro, siempre liderado por un inconmensurable Barbudo. Los minutos pasaban y no se atisbaba ninguna reacción. En el minuto 55 pudo dar un giro el partido, cuando Gabi se jugó la segunda amarilla en una entrada a Manu Sánchez. A falta de ocasiones para el Ávila, La Granja dio una vuelta de tuerca al partido, comenzando a crear peligro. Velasco rozó en gol en un remate que se fue por encima del travesaño en el minuto 60. Minutos después Peli ponía un balón en una incursión, y obligaba a Johan a desviar con bastante nerviosismo. El bagaje en ataque visitante era paupérrimo. María Hernández volvió a mover el banco, en este caso dando entrada a Carlos Pascual y Moreira. Pero el plan le estalló literalmente. A los cuatro minutos de entrar ambos jugadores Velasco ponía el 2-0 en un disparo dentro del área a pase de Ibra. El Ávila estaba tocado y hundido, ya no dio señales de vida y pudo hasta encajar el 3-0 en una contra que no materializó Dani. La derrota del Ávila le pone en serios apuros y sin margen de error, en una tarde aciaga y para olvidar, en la que La Granja le dio un baño de realidad.