scorecardresearch

Plantación de especies autóctonas por Iberdrola en Solosancho

E.C.B
-

Más de 100 voluntarios de la compañía, junto a 60 miembros de AMAS y Ande, colaboraron en la plantación de 800 árboles autóctonos en una zona afectada por el incendio de 2021. El presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, compartió la jornada con ellos

Plantación de especies autóctonas de Iberdrola en Solosancho - Foto: SOFIA ROYO

Iberdrola llevó a cabo el pasado jueves una plantación de especies autóctonas en Solosancho. Más de 100 voluntarios de la compañía eléctrica, junto a 60 miembros de las entidades Fundación AMAS y Fundación Ande colaboraron en la plantación de 800 árboles autóctonos en uno de los municipios afectados por el incendio de Navalacruz en agosto de 2021, que arrasó cerca de 22.000 hectáreas. El presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, se desplazó hasta allí para compartir con ellos la jornada de reforestación.

Se plantaron las especies Quercus Ilex y Juniperus Thurifera y se instaló un vallado cinegético para asegurar la protección de la masa arbórea plantada frente al ganado.

La de Solosancho es una de las más de 90 iniciativas que a lo largo de esta semana se han desarrollado en los diferentes países en los que se asienta la compañía. Más de 7.000 voluntarios han querido participar, un 40 % más que el año pasado, desde España a Estados Unidos, México, Brasil, Reino Unido, Portugal, Grecia, Italia, Alemania, Francia, Bélgica, Japón o Australia.

Bajo el lema 'Juntos construimos el mundo que queremos', del 1 al 9 de octubre, se han realizado proyectos solidarios relacionados con el cuidado del medioambiente, la inclusión de colectivos vulnerables y la asistencia social.

Junto a las jornadas medioambientales como la de Solosancho, Iberdrola ha llevado a cabo otras actividades solidarias como una carrera global para donar packs de alimentación a familias vulnerables, limpiezas de especies invasoras y residuos en playas, riberas y bosques, limpieza de fondos marinos o la construcción y adecuación de diferentes espacios en entidades sociales como jardines, mesas de cultivo y huertos.

Asimismo, se han construido refugios para la protección de especies en riesgo, creado juguetes para mejorar el desarrollo cognitivo y la psicomotricidad de personas con discapacidad y ancianos, talleres de sensibilización medioambiental, deportivos y de ocio inclusivo junto a diferentes colectivos vulnerables.

Los voluntarios han impartido formación en eficiencia energética, lucha contra el cambio climático, consumo responsable, reciclaje, así como talleres para mejorar la empleabilidad de mujeres en riesgo de exclusión social severa, fomentar la lectura en niños de entornos vulnerables y facilitar la inserción social y laboral de las personas refugiadas. También se han realizado donaciones de libros infantiles, kits de productos escolares y ropa y productos de higiene para personas sin hogar, además de contribuir con UNICEF para mejorar la cobertura universal de inmunización en niños de todo el mundo.

Acciones presenciales y 'on line'

La semana se ha desarrollado bajo un formato híbrido en el que se ha podido participar, tanto de manera presencial como en remoto, con objeto de ampliar y facilitar las oportunidades de participación. Los voluntarios de Iberdrola y sus familiares han compartido estas actuaciones con otros colectivos, como personas con discapacidad, jóvenes y mujeres en situación de vulnerabilidad, personas refugiadas, niños y mayores.

El Programa de Voluntariado Iberdrola nació en 2006. Se trata de un proyecto global, internacional y alineado con los valores del grupo, con su Política de Sostenibilidad y con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Concretamente, se enfocan en los objetivos 3 (salud y bienestar), 4 (educación de calidad), 5 (Igualdad de género), 7 (energía asequible y no contaminante), 10 (reducción de las desigualdades) y 13 (acción por el clima).

El Programa de Voluntariado Corporativo de Iberdrola ha sido reconocido por Naciones Unidas, al ser incluido en el informe 'Transforming Lives and Communities', publicado por IMPACT2030 en colaboración con la Oficina de las Naciones Unidas para la Cooperación. Este informe le reconoce como una práctica pionera para aprovechar las habilidades, pasión y experiencia de sus empleados en la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Iberdrola es la única empresa española y del sector energético presente entre las 19 seleccionadas en el informe publicado con motivo de la Semana de los ODS 2021.

Más de 700 actividades al año

A través del Programa se ofrecen más de 700 actividades anualmente y participan más de 12.000 voluntarios. Es un programa diverso que se adapta a las necesidades sociales de un entorno cambiante y que ofrece oportunidades para que todos los empleados puedan contribuir a la mejora social y medioambiental. Las iniciativas se desarrollan tanto en España como en el extranjero y están relacionadas con la inclusión y desarrollo de colectivos en riesgo de exclusión social. De igual forma, también se ofrecen programas que quieren fomentar el cuidado del medioambiente y la protección de la biodiversidad, el acceso a la energía a quienes aún no la tienen y la respuesta a emergencias y crisis humanitarias.