scorecardresearch

La Junta cree que la tercera dosis a mayores será inmediata

M.E
-

Explicó que el Provincial seguirá acogiendo vacunaciones y que el llamamiento «probablemente» se hará con autocita, de más a menos edad

La Junta en Ávila confía en contener la subida de casos

El refuerzo en la vacunación de los mayores de 70 años de la provincia de Ávila ya está sobre la mesa. El delegado de la Junta en Ávila, José Francisco Hernández Herrero, aplaudió el visto bueno a la inoculación de la tercera dosis de la vacuna frente a la COVID-19 de los mayores de 70 años y aseguró que este proceso será «inmediato» en la provincia de Ávila, iniciándose «la próxima semana o a más tardar dentro de dos semanas», vaticinó. Aunque todavía no está cerrado el sistema de llamamiento, si con el año de nacimiento, el contacto telefónico o la autocita, Hernández Herrero dijo que «la autocita está funcionando bien» y que «probablemente» será el método elegido, aunque «no se descartan otras opciones».

Tampoco están definidos los lugares de vacunación para esta etapa, aunque el delegado de la Junta avanzó que, pese a que inicialmente estaba previsto el desmantelamiento del punto fijo de vacunación en el Hospital Provincial y que así se hará «en lo que se refiere a su estructura como punto fijo», la idea es «mantener esas instalaciones hospitalarias» como «espacio físico y funcional» porque «son las idóneas para seguir haciendo test de detección y vacunaciones».

En cualquier caso, parece claro que el llamamiento volverá a hacerse de mayor a menor edad, una vez solventado el debate y apostar en su día «por vacunar primero al colectivo más vulnerable». 

Con todo, el delegado de la Junta apuntó que para la vacunación de los mayores, que es «una prioridad del Gobierno regional», se seguirán «los protocolos de la Consejería de Sanidad de la Junta, que está siendo un modelo referencial». Así, «se hará de la manera más cómoda y eficiente, con suficiente antelación y pidiendo el esfuerzo» tanto a los que no se hayan vacunado todavía como a los que necesitan un nuevo requerimiento por pertenecer al grupo VII de la estrategia de vacunación (alto riesgo) o al colectivo de mayores.

Respecto al estado de la campaña de vacunación, Hernández Herrero explicó que prácticamente se ha acabado ya con los pinchazos en las residencias, donde ese tercer refuerzo «era necesario» porque «los mayores generan pocos anticuerpos» en relación a los de una persona joven, señaló. 

En este sentido, aseguró que el porcentaje de aceptación de la tercera vacuna en las residencias ha sido «muy alto» en la línea con el resto del proceso en la provincia, donde ha tenido «una altísima receptividad» incluso entre la población joven, colectivo que al principio puso algo de resistencia, reconoció.