PP "El Pleno puede celebrarse aunque no se retransmita"

D.C
-

Acusa a Por Ávila de «montar un circo» con una decisión que no tiene justificación ninguna, y niega también que tenga que pagar nada por un despido

El desencuentro entre el equipo de gobierno de la Diputación Provincial y el grupo de Por Ávila tras el abandono el pasado lunes del Pleno por parte del diputado de esta última formación sigue en aumento, con un cruce de acusaciones  que este miércoles tuvieron como protagonistas al presidente de la Institución, Carlos García, y al vicepresidente, Pedro Cabrero.
Ambos dirigentes criticaron duramente el abandono del pleno por parte del representante de Por Ávila y los argumentos que esgrimió para justificar esa polémica decisión, asegurando el segundo que «se ausentó alegando que no se estaba reproduciendo en directo el pleno a través de internet, a pesar de que el secretario general de la institución emitió un informe que garantizaba que no se afectaba a la legalidad de la celebración de la sesión y teniendo en cuenta que no hay ley ni decreto alguno que obligue a esa emisión en directo de las sesiones».
En similares términos, aunque con más dureza, se expresó el presidente de la Diputación, el cual defendió la «absoluta transparencia de esta institución» y lamentó la «incongruencia del señor Encinar,  que cuando se le informó por parte del secretario que al no retransmitirse en directo se cumplía con la legalidad y podía seguirse con dicho pleno, como no le interesa lo que dice coge y se marcha».
También quiso Carlos García «desmentir de manera categórica que se vaya a producir algún perjuicio económico a la Diputación Provincial» por el despido de un trabajador, tal y como el día anterior denunciaba Por Ávila, «porque se aprueba la excedencia forzosa desde el día 28 de junio al señor Del Nogal», pero «no hay que indemnizar en nada porque se aprobó su readmisión y se le declaró en situación de excedencia forzosa», por lo cual «no se ha devengado ningún derecho al abono de salarios dejados de percibir, ningún perjuicio económico a la Diputación, y  lo lamentable es que esos informes los tenga el señor Encinar».
Además de defenderse de esas acusaciones, quiso contraatacar el presidente de la Diputación a Por Ávila, asegurando que «lamentablemente la única medida que ha causado un perjuicio a esta diputación ha sido la subida del IBI por parte del Ayuntamiento, que ha incrementado en cerca de 16.000 euros el importe que ha pagado».