Langa homenajea a los mayores de los dos barrios locales

P.R.
-

La situación sanitaria obliga a modificar la fiesta de los barrios, pero se mantiene el homenaje a los mayores

Langa homenajea a los mayores de los dos barrios locales

El Ayuntamiento de Langa tuvo un reconocimiento hacia  las dos personas de mayor edad de los dos barios de esta localidad morañega. El homenaje lo tributa el ayuntamiento junto con las alcaldesas de estas dos barriadas, elegidas el pasado año con motivo de estas fiestas. Este año de las no fiestas piuesto que la pandemia, tambièn ha trastocado la programación. desde el ayuntamiento se realizó un recorrido el sábado por la tarderealizando paradas en las casas de los homenajeados:  Juan Berrón Portero,  del  barrio de La Olma, que tiene 95 años. Vive con su hija Araceli Berrón Guerra. Gonzalo Castelló Rodríguez,  el otro homenajeado pertenece al barrio de El Valtodano  tiene la edad de 91 años. Vive con su hija Maria del Carmen Castelló
 A las cinco partía toda la comitiva de los concejales del ayuntamiento de Langa acompañados del Sargento de la G.Civil de Arevalo y la alcaldesa nombrada el año anterior como alcaldesa de barrio de La Olma, este día no pudo acompaña a la comitiva la alcaldesa del barrio El Valtodano.
   La comitiva llegó en primer lugar  al domicilio de Gonzalo Castelló para hacerle entrega de una placa  en reconocimiento a su persona por ser la más longeva del barrio. También se le colocándo el pañuelo distintivo del barrio. A continuación la alcaldesa del barrio La Olma le entregó un ramo de flores .
Langa homenajea a los mayores de los dos barrios localesLanga homenajea a los mayores de los dos barrios locales  Desde este domicilio se dirigieron al barrio de la Olma donde nos esperaba el segundo homenajeado, Juan Berrón Portero. Al igual que al anterior se le entregó la placa conmemorativa, la imposición del pañuelo y el ramo de flores fue entragado por el sargento de la Guardia Civil. .
    Una vez terminado el homenaje ya se comenzó por ese barrio al reparto de los kit entre los habitantes de cada una de las barriadas. Estos contenían:
  Una mascarilla personalizada de cada barrio  con su color correspondiente,  caramelos, una mascarilla higiénica, una funda para el móvil para proteger del agua, un gel hidroalcoholico de bolsillo. 
  Y para endulzar la tarde se repartía chocolate con bizcochos algo en común del año pasado que fue el fin de fiestas la chocolatada.
  Para la alcaldesa de Langa, Clara Isabel Sáez, el balance  de estas «no fiestas» es «muy positivo y muy agradecida, lo primero por toda la gente que  me apoya en la realización de todos los eventos a parte de todos mis concejales que hacen piña, tenemos un grupo de gente joven que siempre están dispuestos a colaborar en todo lo que el ayuntamiento organice», señalaba la regidora.




Las más vistas