scorecardresearch

La falta de infraestructuras lastra otra planta fotovoltaica

E.Carretero
-

De nuevo, y pese a que ya son varias las empresas del sector que se han interesado por desarrollar proyectos solares en la finca Valdelavía de Arriba de Tornadizos la falta de capacidad de la red de evacuación impide su desarrollo

La falta de infraestructuras lastra otra planta fotovoltaica - Foto: Belén González

Valdelavía de Arriba es una finca de 80 hectáreas situada en el término municipal de Tornadizos de Ávila que por su ubicación y extensión y también por la predisposición de sus propietarios ya ha recibido varias ofertas por parte de inversores para acoger distintas plantas fotovoltaicas, sin que ninguna se pueda llevar a cabo al no contar esta provincia con una red de capacidad suficiente para transportar esta energía a centros de transformación. De hecho, en 2018 ya se interesó por esta ubicación la empresa Grupotec, líder en el sector de la energía fotovoltaica, que proyectó en este lugar la mayor instalación solar no solo de toda la provincia de Ávila sino una de las mayores de Castilla y León.  El proyecto contaba con el visto bueno de todas las partes: tanto de la empresa, dispuesta a realizar en este lugar una elevada inversión, como también de los hermanos Alonso Dávila, propietarios de esta finca que actualmente tiene usos ganaderos que en un futuro, y debido a la extensión de los terrenos, serían compatibles con la generación de energía solar. También del Ayuntamiento de Tornadizos, que gracias a esta infraestructura vería aumentar sus ingresos a través de los impuestos que recaudaría por esta instalación. Sin embargo el proyecto, que tenía previsto generar unos 400 empleos durante la fase de construcción y cerca de una treintena una vez puesta en marcha esta planta solar, se encontró con un importante escollo: la falta de capacidad de la red de distribución eléctrica de la zona para evacuar la gran cantidad de energía que se iba a generar en esta planta que contaba con una potencia pico de casi 50.000 kilovatios.

El que Ávila no cuente con una red de evacuación eléctrica de la capacidad suficiente como para transportar la cantidad de energía que produciría una instalación de este tipo hizo que la empresa desistiera de seguir adelante con este proyecto teniendo en cuenta que ya entonces desde Iberdrola se apuntó que «la conexión a la red de distribución eléctrica solo sería posible mediante la ejecución de importantes refuerzos en la red de distribución». 

más allá de lo particular. A pesar de esto, poco después, cuenta Isabel Alonso Dávila, una de las propietarias de la finca Valdelavía de Arriba, otra empresa de las potentes del sector volvió a interesarse por este emplazamiento para llevar a cabo un importante proyecto solar que de nuevo volvió a chocar de bruces con el mismo problema: la falta de capacidad de evacuación con la que también se ha topado recientemente otra empresa que en este caso no pretendía llevar a cabo una mega instalación sino un proyecto fotovoltaico  más modesto. Tampoco para una instalación de estas características hay capacidad de evacuación, lamenta Alonso Dávila que no oculta su malestar porque proyectos que eran viables y para los que había dinero sobre la mesa tengan que meterse en un cajón. Pero es más, la propietaria de esta finca no solo lamenta el perjuicio que a nivel particular le está generando el que por Ávila no discurra ninguna red de transporte, lo que vendría a ser como las  grandes autopistas eléctricas, sino también el hecho de que esto vaya a lastrar el futuro de esta provincia teniendo en cuenta que buena parte de los fondos europeos que están por llegar están dirigidos a financiar proyectos de este tipo que en Ávila, dice, es imposible desarrollar por falta de las infraestructuras necesarias para ello.  «Esta situación no significa solamente un perjuicio para nosotros  sino una cortapisa para las posibilidades de la provincia de Ávila de incorporarse con fuerza a una producción energética de tanto futuro, y que está creciendo en muchas otras zonas generando riqueza y trabajo», dice antes de pedir la implicación de todas las fuerzas políticas y administraciones para que Ávila no continúe diciendo «no» a este tipo de proyectos.