scorecardresearch

Los 'mayores' también vuelven a clase

M.M.G.
-

El curso arrancó este miércoles para 8.308 alumnos de ESO, Bachillerato y FP Básica de Ávila

Los 'mayores' también vuelven a clase

Si la semana pasada volvían a clase los peques, los alumnos de Educación Infantil y Primaria, este miércoles les llegaba el turno a sus 'hermanos mayores': los 8.308 alumnos de EducaciónSecundaria Obligatoria (ESO), Bachillerato y Formación Profesional Básica (FP) de Ávila y su provincia que ayer echaban a andar el curso escolar 2022/2023.

A las puertas de colegios e institutos se repetían saludos, risas, algún que otro pitillo a escondidas y unos cuantos nervios. De esto abundaba, sobre todo, en el caso de los estudiantes que este año cursarán primero de ESO en alguno de los institutos públicos de la provincia.

No en vano, ellos eran este jueves los más jóvenes en estrenarse en un centro nuevo. Este año dan el salto al instituto y esa experiencia se reflejaba en las caras entre ilusionadas y angustiadas de alumnos como Guille, Hugo, Ángel,Teresa,Alonso y Víctor.

Encontramos a este grupo a las puertas del IES Isabel de Castilla. Allí llegaban directamente desde el Colegio Santa Teresa. Y ese cambio, el de un colegio pequeño en el que nos decía una de sus madres «estaban como en familia», a uno de los institutos más grandes y emblemáticos de Ávila, pesaba este jueves.

«¿Estáis nerviosos?», les preguntábamos. «Sí, sí», respondían al unísono los miembros de esta pandilla que sin ser muy conscientes de ello, o quizá sí, quién sabe, encontraban en la compañía de sus antiguos compañeros el apoyo con el que afrontar un día tan especial para ellos.

Distinta era, lógicamente, la actitud de aquellos que ya conocían su centro: más sueltos y más desenvueltos, pero también con mucha curiosidad por conocer qué les depara el nuevo curso.

No muy lejos del Isabel de Castilla, en elIESAlonso de Madrigal, entrábamos a una clase en la que la tutora se encontraba explicando a los alumnos sus horarios y profesores. Caras de sorpresa al oír algunos nombres. De disgusto en otros, como siempre ocurre en estos casos.

«Estamos todos un poco nerviosos y expectantes», nos decía en este caso Eleuterio Martínez, el director del Alonso de Madrigal, que se refería a las muchas novedades con el que arranca el nuevo curso escolar.

La principal y más visible: la ausencia de mascarillas en los rostros de alumnos y profesores. El de este miércoles era el primer día de vuelta al cole después de dos cursos marcados por las medidas sanitarias impuestas a causa del coronavirus. «Lo cierto es que al acabar el curso pasado ya se relajaron mucho las restricciones», recordaba Martínez, que en cualquier caso se mostraba contento de poder volver a la tan soñada normalidad. «Pero vamos a recordar al alumnado que hay que seguir siendo prudentes», decía, eso sí, el director del centro, que se refería a la importancia de seguir ventilando espacios o de usar las mascarillas quien lo considere oportuno. «Sentido común» y «tener cuidado» eran dos de las expresiones a las que hacía mención Martínez en este sentido.

Pero más allá de las mascarillas el curso 2022/2023 será recordado por con la entrada en vigor de la nueva ley de educación, también conocida como LOMLOE o Ley Celaá,  que aplicará el nuevo currículum y cambios en la organización y los objetivos de los cursos impares de Educación Infantil, Primaria, ESO, Bachillerato y de 1º de FP Básica. «En este sentido estamos nerviosos y expectantes», reconocía el director del centro, que recordaba cómo «la normativa se ha desarrollado a nivel nacional pero aún no a nivel autonómico», por lo que están «pendientes» de que la Consejería de Educación publique su desarrollo.

«Es muy importante también la incorporación de nuevas modalidades de Bachillerato», mencionaba otro de los cambios más importantes del año. Así, a los bachilleratos de Ciencia y Tecnología,Ciencias de la Salud, Humanidades y Arte, se sumará este curso el Bachillerato General.

Y en el caso del Alonso de Madrigal, en el que este año estudiarán algo más de 1.200 alumnos, las novedades incluyen también la ampliación de estudios. «Este año se añade el primer curso de Desarrollo de Adaptaciones de Multiplataformas», resaltaba Martínez, «y se incorpora el curso de especialización de Ciberserguridad, en la familia de la Informática, lo que permite a los titulados ampliar la materia y hacerse especialistas en este campo».