scorecardresearch

Un paseo por el universo de Tim Burton

Agencias
-

El cineasta americano inaugura en Madrid una exposición con sus personajes más icónicos

Un paseo por el universo de Tim Burton - Foto: Francisco Guerra

Tim Burton abre las puertas de su maquiavélico universo creativo en Madrid con una exposición que es más parecida a una instalación de un parque temático que a una muestra tradicional. Bajo el título El laberinto, presenta un viaje inmersivo al universo creativo del cineasta californiano en el que conviven sus personajes más icónicos, de la Novia Cadáver a Eduardo Manostijeras, con otros nunca vistos.

En una gran carpa instalada en el Espacio Ibercaja Delicias de Madrid, el visitante se encontrará con la posibilidad de hacer no uno sino hasta 300 recorridos diferentes, un planteamiento que recrea el funcionamiento del proceso creativo en su mente.

«Es como mi cabeza, para bien y para mal», explicó Burton, que ha cedido 200 de sus bocetos originales y ha supervisado personalmente el montaje, una serie de habitaciones donde se han simulado escenarios de sus películas y en las que habitan sus creaciones.

«La mente creando funciona así, tienes que elegir qué camino seguir», añadió el autor, que comparó la experiencia de la visita con la de un pasaje del terror o una atracción de feria en la que se combina tecnología, proyecciones audiovisuales con lo físico, material y teatral y con la música de su habitual colaborador, Danny Elfman.

En el proceso creativo de Burton, el dibujo suele ser el punto de partida. En la muestra pueden verse los bocetos originales, algunos de ellos animados -cinco estudios diferentes han participado en la recreación- y algunas de las esculturas de personajes inéditos han sido creadas por los artistas del taller fallero de Valencia Santaeulalia.

Según Álvaro Molina, coordinador creativo del proyecto, el visitante tiene asegurado pasar por 15 espacios diferentes, lo que supone más de la mitad. En el arco de entrada principal hay un pulsador y al accionarlo se ilumina una de las cuatro puertas de acceso posibles.

ARCHIVADO EN: Madrid, Exposiciones