scorecardresearch

Proyectos para regenerar las zonas afectadas por incendios

P.R.
-

La Universidad Católica de Ávila y la empresa CO2 Revolution firman un convenio de colaboración para la reforestación de espacios que han sufrido fuego en la provincia de Ávila

La rectora y el responsable de la empresa proceden a la firma del convenio - Foto: Isabel García

La Universidad Católica de Ávila y la empresa CO2 Revolution realizarán conjuntamente trabajos de reforestación e investigación de la provincia de Ávila gracias al convenio que han firmado la rectora de la universidad abulense, María del Rosario Díaz Yuguero, y el responsable de esta joven empresa, puntera en investigación en materia de reforestación, Juan Carlos Sesma.  De este convenio se verán beneficiados alumnos de esta universidad abulense que realizarán sus prácticas en esta empresa y colaborarán también en sus proyectos.

La primera colaboración entre ambas será la implementación de una prueba piloto de 10 hectáreas en la localidad abulense de Sotalvo, patrocinada por Deloitte. El acuerdo para la reforestación de esta zona del termino municipal de Sotalvo se acordó con la Junta antes de que se produjera el incendio el pasado verano, puesto que veía la necesida de regenrar esa zona que después fue afectada por el incendio que arrasó más de 22.000 hectareas en las dos vertientes de la Sierra de la Paramera.

 Se trata de una nueva iniciativa de Responsabilidad Social Corporativa de la UCAV con su entorno, en particular con la zona mayor afectada por los incendios del pasado verano. Se trata de un ejemplo de implicación de la Universidad con la sociedad en la que se asienta, algo que ha venido demostrando desde su creación, su compromiso con la provincia en la que se encuentra.

A partir de este convenio, la UCAV y CO2 Revolution ejecutarán proyectos y programas de investigación y desarrollo, que se realizarán en la UCAV o en los distintos departamentos de CO2 Revolution, se organizarán actividades comunes relacionadas con la promoción social y la difusión de la Investigación y el Desarrollo Tecnológico y los conocimientos científicos; y se desarrollarán Programas de Cooperación Educativa que faciliten la estancia de estudiantes de la Universidad en los distintos departamentos de la citada empresa, así como la estancia de personal de CO2 Revolution dentro de la Universidad, bajo la tutela de un profesor de esta.

La rectora de la UCAV, Mª del Rosario Sáez Yuguero, ha destacado la relevancia de este convenio para esta universidad que siempre ha estado volcada con los títulos de las ingenierías verdes y su responsabilidad por el desarrollo sostenible. «Esta colaboración viene a sumar en temas de investigación, desarrollo, transferencia de conocimiento y a una acción social tras el incendio que tuvimos en la provincia de Ávila», ha indicado la rectora.

Basada en la innovación y la eficiencia, CO2 Revolution trabaja en desarrollar sistemas de reforestación más eficientes que los tradicionales para revertir el cambio climático, como así persigue su fundador, Juan Carlos Sesma.

Para lograrlo, CO2 Revolution, fundada en 2018 y participada por Iberdrola y Sodena (Gobierno de Navarra), entre otros, trabaja con el centro biotecnológico ID Forest, universidades, investigadores y expertos en todas las líneas de actuación en las que se divide una reforestación.

La inversión en investigación es uno de los pilares importantes de CO2 Revolution para poder desarrollar sus líneas de actuación, por lo que el apoyo de la UCAV será ayudarles a crear un método más eficiente y rápido para acelerar la reforestación porque, según su fundador, «si no hacemos algo rápido el aumento de la temperatura del planeta de 2 grados será una realidad», ha advertido.

CO2 Revolution basa sus reforestaciones en el uso del big data, para adaptarlas al máximo a cada localización, y de semillas inteligentes o plantas a las que se incorporan determinados elementos biotecnológicos para asegurar su crecimiento.

El objetivo, crear ecosistemas completos (árboles, arbustos, pastos, leguminosas, aromáticas, flores, etc…) y resilientes y que, al mismo tiempo sean productivos para las regiones en las que se crean, ayudando así a reducir la despoblación o el hambre.