Un viacrucis en el móvil

M.M.G.
-

Muñogalindo llevará a los hogares por segundo año consecutivo su pasión y muerte de Cristo de manera virtual, que este año se ofrece por aquellos que han fallecido a causa de la pandemia

Un viacrucis en el móvil

Si en alguna localidad de la provincia, ademas de en la propia capital, se vive con especial intensidad el Viernes Santo ésa es Muñogalindo. 

Allí, desde hace ocho años, sus vecinos se vuelcan en la preparación de un viacrucis muy especial.

Desde primer ahora de la mañana, esta localidad del Valle Amblés se transforma viaja a la Palestina de hace 2.000 años para ambientar la representación teatral que los propios vecinos hacen de la pasión y muerte de Jesucristo.

Y es ahí donde, precisamente, reside la particularidad de este viacrucis, en el que suelen tomar parte unos 30 actores, a los que ayudan otras doce personas preparando escenarios y voluntarios. No son profesionales pero a todos ellos les une un mismo objetivo: celebrar unidos uno de los acontecimientos más importantes de estos días Santos.

La mayoría de ellos del propio Muñogalindo, pero otros muchos, también, llegados de pueblos de alrededores y de la capital abulense.

Este año, por segundo consecutivo, la representación no podrá llevarse a cabo a causa de la pandemia. Pero eso no impedirá que los fieles que quieran vivirla puedan hacerlo con la misma intensidad que en años anteriores.

Tendrán que hacerlo, eso sí, echando mano de las nuevas tecnologías, ya que un año más sus organizadores han diseñado un viacrucis en formato digital, para que todo el mundo pueda disfrutarlo.

Podrá hacerse de dos maneras. En primer lugar, y si se tiene la suerte de poder estar en Muñogalindo o de acercarse allí estos días, mediante los códigos QR que han quedado instalados en cada una de las estaciones del viacrucis que rodea su iglesia.

Y en segundo lugar, a través de la dirección web http:bit.ly/3cV7OPc.

En ambos casos, se podrá disfrutar de las novedades que este año se han implementado en el viacrucis. Hablamos, por ejemplo, de las reflexiones que han aportado con sus voces los participantes. Pero, también, de las frases que en cada estación y extraídas de los comentarios realizados por el Papa Francisco canta María García, directora del grupo Espigar, de Muñogalindo. 

Este año, el viacrucis de Muñogalindo lleva por lema ‘Camina para encontrar en silencio tu propio lugar de oración’.  Y con él se busca, además, sublimar el dolor por aquellas personas fallecidas a causa de la pandemia o por los que la han sufrido de una u otra manera.



Las más vistas