scorecardresearch

Un desfase lleva a confinar clases sin llegar a 5 positivos

B.M
-

Una vez que ya están los protocolos actualizados en los centros educativos, cuando se haya producido esta circunstancia los alumnos tendrán que volver a clase

Cribado con test de antígenos - Foto: Isabel Garcí­a

La aplicación de la normativa covid a diferentes ámbitos de la vida puede suponer un auténtico dolor de cabeza, sobre todo ante los cambios que se producen. Esa situación se ha vivido estos días algunos centros educativos de Ávila que, tras detectar uno positivo en clase en grupos burbuja enviaron a los estudiantes a casa, aunque la normativa actual indica que esta circunstancia se produce cuando los positivos son cinco o afectan al 20 por ciento de la clase. La consecuencia directa es que ahora estos alumnos tendrán que volver a clase. Lo que ha sucedido, según las explicaciones de la Delegación Territorial de la Junta, es que ha habido un «desacompasamiento» desde que se informó públicamente del cambio, llegó la actualización de las normas (días 11/12) hasta que se produjo la reunión con educación (este miércoles) y se remitieron las instrucciones a los centros.

Ahora, estas normas ya están en todos los centros, insisten, y donde se «haya producido el desfase, tienen que volver a clase». Eso sí, aunque no dan el número de aulas afectadas, sí que indican que hay casos en los que tras realizar pruebas a los niños del aula se alcanzaron los cinco positivos y sigue, por tanto, en confinamiento. 

Lo que dice el nuevo protocolo es que para alumnos de Educación Infantil y Primaria cuando hay casos esporádicos (cuatro casos o menos del 20 por ciento de alumnos afectados en 7 días) no hay cuarentena excepto en inmunodeprimidos, ni se realizan pruebas diagnósticas, excepto en ese grupo. En niveles superiores, profesorado y otro personal del centro, la cuarentena es para contactos estrechos no vacunados ni con la infección en los últimos 180 días, y sin pruebas salvo cuando el contacto sea de un colectivo vulnerable. Cuando si se llega a esa barrera de cinco casos o el 20 por ciento, en todos los niveles educativos se establece la cuarentena en no vacunados o que hayan pasado la covid en 180 días mientras que en Infantil y Primaria solo se hacen pruebas a inmunodeprimidos y en otros niveles, a los colectivos vulnerables.