Las claves de los nuevos Presupuestos

SPC
-

Las claves de los nuevos Presupuestos - Foto: Moncloa

Mayor presión fiscal a las rentas altas 

El Gobierno de coalición de PSOE-Podemos ha diseñado un proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para el año que viene que prevé una mayor recaudación a través de distintos aspectos, como una subida del IRPF o un aumento de los impuestos al diésel o a los refrescos. 
Subida del IRPF. El Gobierno incluye una subida de dos puntos del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) para aquellos ingresos del trabajo de más de 300.000 euros y tres puntos para las rentas de capital de más de 200.000 euros.
Impuesto de Patrimonio. El Ejecutivo aumentará un uno por ciento el impuesto para patrimonios de más de 10 millones de euros.
Sociedades. El proyecto de Presupuestos limitará las deducciones en el Impuesto de Sociedades, fijará una tributación mínima del 15 por ciento para socimis y reducirá desgravaciones de planes de pensiones privados.
Encarecimiento del diésel. Los Presupuestos  plantean una mayor presión fiscal sobre los hidrocarburos, con un incremento del tipo estatal que se aplica sobre el diésel, desde los 30,7 a los 34,5 céntimos por litro, por una reducción en su bonificación fiscal hasta los 38 euros por 1.000 litros. La idea de la medida es acercar su tributación a la gasolina. El transporte profesional queda exento.
Bebidas azucaradas. El documento prevé un aumento del IVA del 10 al 21 por ciento en toas las bebidas azucaradas y edulcoradas. El objetivo de esta medida, procedente del Ministerio de Consumo que preside Alberto Garzón, es recaudar 400 millones entre 2021 y 2022.

 

Ayuda urgente a los sectores económicos

La economía ha sido y sigue siendo una de las  áreas más castigadas por la crisis de la COVID-19. Como consecuencia de las medidas restrictivas impuestas por el Gobierno y las Comunidades para frenar la expansión del virus, muchos sectores se han visto abocados a la reducción de la actividad o incluso al cierre parcial o temporal. Para paliar estas circunstancias, el borrador de Presupuestos prevé una serie de ayudas y complementos. 
Fomento de la industria. Las partidas destinadas a la industria y energía aumentarán en 5.700 millones de euros.
Ayudas al turismo. Uno de los sectores más penalizados por el coronavirus es el turismo, uno de los motores de crecimiento e ingresos del país. Para este segmento, el Gobierno estima un incremento de las ayudas por encima del 150 por ciento, con más de 1.338 millones más el año que viene. Además, la meta es que las empresas ganen tamaño y se aumente la productividad sin incrementar la precariedad.
Partidas para vivienda. El borrador de PGE dispone un incremento de las partidas en vivienda del 367 por ciento, lo que supone 1.772 millones de euros.
Apoyo al sector rural. Las cuantías para Pesca, Agricultura y Ganadería subirán en casi 790 millones de euros.
Cultura. La previsión presupuestaria para el sector cultural establece un incremento del 25 por ciento para 2021.
Inversión pública. Compromiso de desplegar 239.765 millones en inversión pública y social.

 

Transición energética y aumento de I+D+i 

El nuevo modelo previsto por el Ejecutivo para superar la crisis económica actual pasa por un sistema productivo que apuesta por generar valor añadido desde el tejido empresarial como la mejor estrategia para generar fuentes de riqueza y empleo de calidad. La nueva realidad que se plantea el Ejecutivo para los próximos años pasa por mejorar la competitividad desde la inversión en energías sostenibles y respetuosas con el medio ambiente que son el referente actual de la ciencia y la tecnología. 
Infraestructuras. La idea del Ejecutivo que preside Pedro Sánchez es desplegar medidas enfocadas a la transición energética y a la mejora de infraestructuras y, para ello, ha previsto una dotación en los Presupuestos del próximo año de 6.161 millones de euros que permitirán una avance importante en esta materia que, según los economistas, funciona como un elemento de desarrollo de la industria .
Innovación. El borrador presentado a Bruselas con las Cuentas Públicas incluye la inyección de recursos públicos y privados por valor de 5.106 millones de euros destinados en I+D+i, lo que representa un incremento del 80,1 por ciento respecto último al presupuesto que aprobó Rajoy.
Políticas verdes. El Ministerio de Transición Ecológica contará con una partida de 11.935 millones de euros para ejecutar políticas verdes, que están previstas para reactivar un nuevo modelo de economía más sostenible y eficiente
Digitalización. El Plan España Digital 2025 movilizará durante este año y hasta 2022 una inversión pública y privada alrededor de 70.000 millones de euros ante el desafío que supone modernizar el tejido productivo nacional.
Cooperación. La partida de cooperación y el desarrollo aumenta un 20 por ciento.

 

Refuerzo histórico de la Sanidad pública 

Las Cuentas públicas presentadas ayer plantean mantener, y en su caso incrementar, el poder adquisitivo de los jubilados y empleados públicos, así como dar un espaldarazo económico a la Sanidad  
Refuerzo del sistema sanitario. Uno de los principales objetivos del Ejecutivo es reforzar el sistema público de salud como consecuencia de la grave crisis sanitaria que registra el país. Ello se traducirá en un refuerzo histórico de la Sanidad, cuyo Volumen presupuestario. crecerá en 3.064 millones de euros; es decir, un 151,4 por ciento más. Además, el borrador de Presupuestos contempla una partida de 2.440 millones destinada a la compra de vacunas y al refuerzo de la Atención Primaria. 
Subida de las pensiones. El Gobierno de coalición ha acordado una importante subida en las pensiones no contributivas para 2021. Estas aumentarán un 1,8 por ciento en 2021, el doble que el resto de subsidios mínimos que se actualizarán según el IPC previsto (0,9 por ciento).
Sueldos de los empleados públicos. El incremento de los sueldos de los empleados públicos se actualizará el próximo año de acuerdo al IPC, un 0,9 por ciento.
Políticas de empleo. Ante el fuerte repunte de ERTE y ERE como consecuencia de la pandemia, el borrador de Presupuestos establece un aporte de 2.000 millones de euros adicionales para políticas activas de empleo.
Permisos por nacimiento. Se destina una partida de 300 millones para igualar permisos de paternidad y maternidad en 16 semanas para cada progenitor.

 

Un impulso del gasto social sin precedentes

El gasto social del proyecto de Presupuestos  de 2021 alcanzará los 239.765 millones, un 10,3 por ciento más y el equivalente al 52,6 por ciento del gasto total de las nuevas cuentas públicas, que alcanza los 456.073 millones, un 20,1 por ciento más. De esta cantidad, el 35,8 por ciento irá a parar a pensiones. Además, se aumentará el presupuesto de todos los ministerios, con el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones a la cabeza. 
Dependencia. Las Cuentas del Estado para el próximo año presentan un incremento del 46 por ciento fondo de más de 600 millones para reducir listas de espera y mejorar prestaciones de dependencia. 
Personas mayores. Se trata de una de las partidas sociales más simbólicas para el Gobierno de coalición en la que prevé una inversión de más de 700 millones para mejorar la atención de personas mayores, con el objetivo de transitar desde el modelo de residencias actual a una atención más domiciliaria.
Incremento del IPREM. Para el Gobierno, actualizar el índice de renta IPREM es tan importante como cuando lo hicieron con el alza del Salario Mínimo a su llegada al Ejecutivo. El aumento del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM) al cinco por ciento es el mayor alza desde su creación.
Servicios sociales públicos. Se trata de una cuantía relativamente pequeña de 200 millones de euros, pero que significa un esfuerzo desde las Cuentas del Estado y que pretende ir modernizando de forma progresiva los servicios sociales que se prestan.

 

Una apuesta en firme por las becas

Desde hace muchos años, la Educación ha sido una de las hermanas pobres del Estado, y los diferentes Gobiernos no han invertido en ella tanto como en la mayoría de los países europeos. Según el borrador de los Presupuestos Generales del Estado, se quieren conceder más becas que nunca. La duda está en si se tendrá más en cuenta la situación económica familiar del alumno subvencionado o los méritos de este. A esto hay que añadir que, con la pandemia, se va a tender más a que se reciban clases desde casa.  
Educación de 0 a 3 años. Se destinan 200 millones de euros en Enseñanza Infantil.  
Conciliación familiar. PSOE y Unidas Podemos han acordado un fondo de 200 millones para mejorar la conciliación de familias con hijos menores de 14 años con la contratación pública de cuidadores profesionales.
Ayudas. El próximo año, el Gobierno central quiere destinar la mayor partida de la Historia a becas, un total de 2.090 millones de euros, 514 millones más que en los actuales Presupuestos, «para que el talento de los jóvenes no se limite por la renta de las familias», sostuvo ayer la portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero. Hace meses hubo cierta polémica sobre las condiciones para recibirlas. 
Formación profesional. El Ejecutivo de coalición pretende modernizar la FP con una inyección económica de 1.500 millones de euros a cuatro años.
Educación privada. Contrariamente a lo que se había especulado en las últimas semanas, la Enseñanza privada no se tocará. Se había hablado de una subida del IVAdel 21 por ciento, pero, finalmente, no se va a producir. Un enorme respiro para muchos padres.