scorecardresearch

En busca de constelaciones y meteoritos

B.M
-

Cebreros acoge estos días unos talleres de astronomía en los que niños y mayores aprenden a mirar al cielo de una manera diferente y más profesional. Para los más pequeños se hace a modo de cuentacuentos

En busca de constelaciones y meteoritos

El cielo de Cebreros, ejemplo de todo lo que puede ofrecer la provincia de Ávila, se convierte estos días en el mejor lugar al que mirar gracias a los talleres dirigidos por la empresa Astroafición y que llegan de la mano del Ayuntamiento cebrereño.

Son talleres que se prolongan durante todo el fin de semana, con alguna plaza disponible para el domingo, y que acercan a los participantes a las constelaciones, planetario o meteorito.

En las sesiones celebradas el viernes, la primera y que estaba principalmente dirigida a niños menores de ocho años, se habló a los asistentes de las constelaciones y se hizo a través de un cuentacuentos que se adentró en la mitología. Además se contó con constelaciones en tres dimensiones que ayudaron a los más pequeños a distinguir las estrellas. Ellos, como regalo especial, se llevaron de regalo constelaciones en 3D de invierno y verano que brillan por la noche y ayudan a ver las estrellas.

Esta parte del taller, con el cuentacuentos, completó la primera mitad que se hace con una película del sistema solar en el planetario y que se repite en los talleres del fin de semana, todos ellos en la carpa del Cabildo.

Las citas del fin de semana, más dedicadas a familias con niños mayores de ocho años, se adentran en un mundo diferente, el de los meteoritos. También se ve la misma película pero después se realiza un taller diferente donde se pueden ver meteoritos de verdad, tocarlos y aprender a distinguir una piedra del espacio de una de la tierra. Se hace de formas tan sencillas como con el uso de imanes, que se pegan a los meteoritos, y ofrecen la posibilidad incluso de ver un trozo de la luna. Esto es posible porque al caer un meteorito en la luna hay partes que 'salpican' y pueden caer en la tierra. Son las que se encuentran (hay otras que han sido traídos por astronautas, que no es el caso) y se utilizan en este taller. Con ello se puede ver la luna más de cerca.

En general, en todos los talleres se cuenta con una veintena de plazas, también con la necesaria adaptación por la situación sanitaria. Es cierto que en unos de ellos, los de niños, están adaptados a su edad con esos cuentacuentos, mientras que el resto son talleres científicos.

No es la primera vez que se organizan talleres de este tipo en Cebreros, donde se ha acudido varias veces en verano para hacer observación con telescopio, lo que en invierno es más complicado debido al frío.

Según explican desde la empresa encargada, en «Ávila hay buen cielo y hay que aprovechar», motivo por el que se han vivido en otras ocasiones citas de observación del cielo en lugares como Candeleda o Lanzahíta.

De momento las citas de Cebreros son este domingo con talleres a las 10, 11, 12 y 13 horas.