scorecardresearch

Los trabajadores de Piglets acudirán a la vía judicial

E.C.B
-

El periodo de consultas en el marco de la negociación de los traslados de los trabajadores de la planta de El Barco a Huelva se cierra sin acuerdo y la empresa ya ha entregado cartas de traslado que serán efectivas el 5 de septiembre

Los trabajadores de Piglets acudirán a la vía judicial

El periodo de consultas en el marco de la negociación de los traslados de trabajadores de la empresa Piglets de El Barco de Ávila a Huelva se cerró sin acuerdo y este viernes la empresa comenzaba a entregar a los trabajadores las cartas de traslado, que son efectivas para el 5 de septiembre. Así lo confirmó la representación sindical, que explicó que en la reunión de este jueves la empresa ofreció indemnizaciones de 28 días por año trabajado por 16 mensualidades para los trabajadores que decidan no desplazarse, una propuesta considerada «insuficiente» ya que, además, «lo quieren pagar en 15 plazos, no cuando se extinga en un solo pago».

«Esto supone una ruptura de las negociaciones y provoca desconfianza en la plantilla respecto a la situación económica de la empresa», señala la representación sindical.

En la asamblea de trabajadores posterior a la reunión se aprobó por unanimidad firmar sin acuerdo, presentar conflicto colectivo y demandar a la empresa por despido improcedente, trámite que se hará efectivo el próximo lunes. Entiende la plantilla, compuesta por 35 trabajadores, que «no se ha cumplido el principio de negociación de buena fe y que no se cumplen las causas organizativas», y confía ahora en que la vía judicial «actúe rápido antes de los 30 días de plazo que hay hasta el traslado definitivo».

El pasado lunes, tras otra de las reuniones mantenidas por la representación de los trabajadores y la empresa, su delegado sindical Bruno Cabello ya comentaba a este periódico que no veían ningún avance en la negociación y aseguraba que «daban prácticamente por perdida» la continuidad de la empresa catalana de porcino en El Barco de Ávila, cuyos planes pasan por el traslado de la planta a Huelva. También entonces afirmaba el representante sindical que la empresa no parecía «dispuesta a negociar», porque estaban «enrocados en su planteamiento, que es inaceptable».