scorecardresearch

Uno de cada cinco hogares cambia de manos por herencias

I. Camarero Jiménez
-

Según los datos del INE, prácticamente la mitad de los hogares que se transmitieron en 2021 fueron por compraventa, un 22% fueron heredadas y el resto por otras vías

Uno de cada cinco hogares cambia de manos por herencias - Foto: David Castro

A lo largo de todo el año pasado cambiaron de manos más de 3.000 viviendas en Ávila (3.024 para ser exactos), es evidente y un hecho, a tenor de los datos del INE, que la mayor parte de ellas lo hacen por compraventa. En el caso del año pasado una de cada dos lo hizo por esta vía pero llama bastante la atención que una de cada cinco, en números redondos cambie de propietario motivado por una herencia. De hecho casi 700 de las poco más de 3.000 transmisiones de hogares lo hicieron por herencia, el 22,4%. 

El resto, y no son pocas, pueden cambiar de titular por permuta o por donación o por 'otras vías'.

Si echamos la vista un poco más atrás, al 2020 y durante el que fue el año en el que la covid-19 apareció en el mundo es evidente que estas transmisiones, en todos los casos, fueron a menos.De hecho el número de viviendas que cambió de manos sobrepasó por poco las 2.000 (1.000 menos que en 2021). La compraventa de viviendas fue la principal 'causa' del cambio ya que protagonizó 1.125 transmisiones y un 55% del total en números redondos. 

Quizá porque hubo más fallecimientos también el porcentaje de hogares heredados fue mayor que en 2021 y suponía prácticamente la cuarta parte del total. Una de cada cuatro viviendas era heredada. Recordamos que en 2021 ha sido 1 de cada cinco.

¿Y ahora? ¿Qué es lo que está ocurriendo en 2022? Pues que, cuando aún no está cerrado y el INE en su Estadística de Transmisiones de Derechos de la Propiedad sólo tiene contabilizado hasta septiembre, lo cierto es que -pese a faltar tres meses- las transmisiones ya son más que en todo el 2020: un total de 2.674 transmisiones de vivienda llevamos en estos nueve meses. 

Se intuye un cambio de tendencia respecto a las herencias ya sea porque haya fallecido menos gente o porque se haya renunciado más a ellas.  De momento, de las casi 2.700, el 56% cambian por compraventa y las herencias caen por debajo del 20% cosa que no había ocurrido en ninguno de los cuatro años previos en los que se ha movido mucho más cerca del 25%.

más herencias y testamentos. Traemos a colación aquí un asunto más que recogía en su día la agencia Ical y que relaciona la pandemia y las herencias. Tras los peores tiempos de la covid-19 lo cierto es que la incertidumbre y el miedo a un posible fallecimiento por el virus disparó la realización de testamentos y herencias. De hecho, apuntaba Ical que en 2021 los registros notariales de Castilla y León alcanzaron los niveles más altos en materia sucesoria. Ya pasó en el segundo semestre de 2020, cuando se dispararon tanto testamentos, como aceptaciones y renuncias de herencias puesto que muchos ciudadanos querían dejar resueltos sus asuntos en materia sucesoria. A nivel regional y según el colegio Notarial de Castilla y León, 2021 cerró con más de 40.000 testamentos consignados en notarías de la región. Una cifra que es por cierto la más alta desde el año 2007 y que además supone un incremento del 13,5% respecto a los 35.256 testamentos registrados en 2020. También es cierto que de media en el país subió un 14,6% así que es más matizada. También es verdad que el 2020 se caracterizó por una caída de los testamentos, algo que claramente obedece a los meses de confinamiento y restricciones porque es evidente que el miedo y la incertidumbre estaba más que presente en lo peor de la pandemia.  Como decíamos fue al alza en la segunda mitad de ese año y se consolidó un año después. 

También hay que hablar de aceptaciones y renuncias a herencias (y es que en esas herencias muchas veces hay casas de por medio).En este sentido y según datos de Ical nuevamente, en 2021, las 15.061 aceptaciones de herencias suponen un incremento del 27,7% respecto al 2020 ( y notablemente superior al 22,2%) y del 14,4% respecto al 2019, los más elevados de la serie. Por lo que respecta a las renuncias, los datos son también interesantes: las 3.348 de 2021 suponen un punto máximo de la serie anual registrada desde 2007, con un aumento del 26,8% respecto a 2020 (y frente al 25% de la media estatal).

También hay que puntualizar que desde el Colegio Notarial de Castilla y León piden tener en cuenta que este tipo de actos (las herencias especialmente) pueden llevarse a cabo en un plazo de tiempo muy alto por lo que constituyen una variable retrasada respecto a la evolución de la mortalidad. De hecho esto explicaría que muchas operaciones generados en 2020 se hayan formalizado en 2021.