La quema de contenedores deja a Piedrahíta sin telefonía

M.M.G.
-

Estos actos vandálicos, por los que el alcalde ha interpuesto una denuncia ante la la Guardia Civil y que tuvieron lugar la madrugada del lunes, afectaron a la central de Movistar que da servicio a la comarca

La quema de contenedores deja a Piedrahíta sin telefonía

«Han sido unos actos vandálicos muy fuertes. Se les ha ido de las manos». Así de tajante se mostraba este martes el alcalde de Piedrahíta,Federico Martín Blanco a la hora de valorar la quema de varios contenedores durante la madrugada del lunes al martes en esta villa abulense. Concretamente en la carretera de la Herguijuela.
Un suceso que, pese a no haber dejado afortunadamente daños personales, sí que generó un importante prejuicio a los vecinos de la localidad, ya que las llamas afectaron a la central de comunicación de Movistar, dejando sin servicio durante toda la mañana a vecinos y edificios públicos.
«Han quemado cinco contenedores de la Mancomunidad y tres del Consorcio», comienza Martín Blanco a aportar más detalles de una noche demasiado movida en Piedrahíta.«Los del Consorcio eran de cartón, vidrio y plástico», continúa enumerando,«pero también han quemado contenedores de basura orgánica, alguno de ellos de los nuevos, los acabábamos de estrenar».
Pero si algo lamenta el primer edil es que los actos no han sido casuales. Lo tiene muy claro. «Han sido intencionados», denuncia. De hecho, los fuegos se produjeron en dos puntos distintos, mientras que en un tercero no llegó a ir a mayores, al parecer, al apagarse él mismo dentro del cubo por falta de oxígeno.
«A mí me avisaron a las cinco de la madrugada, cuando ya estaba todo prácticamente quemado», lamentaba el alcalde, para el que resulta muy triste saber que si bien hubo vecinos que fueron conscientes de los hechos desde su comienzo (a eso de las tres de la madrugada) no llamaron rápidamente a aquellos que podían actuar y, en cambio, «se dedicaron a grabar vídeos para subirlos a las redes sociales». En su opinión, si esa llamada hubiera sido más temprana, los contenedores afectados (y los daños causados, por tanto) podrían haber sido menos.
«Cuando llegamos con el camión autobomba estaba ya casi todo quemado, lo único que hicimos fue terminar de rematarlo para apagarlo», apostilla el alcalde de Piedrahíta, que confirma a este diario que él mismo, en calidad de primer edil de la villa y de presidente de la Mancomunidad, interpuso este martes una denuncia en el cuartel de la Guardia Civil. «Es que los daños son muy graves y podrían haberlo sido aún más, por lo que debe ser castigado. Es que podrían haber dejado sin servicio a toda la comarca», reflexiona en alta voz.
Son fuentes de la Benemérita las que también confirmaban este martes a Diario de Ávila que «se está investigando la causa para esclarecer los hechos». Y aunque como decimos, afortunadamente no han tenido que lamentarse daños personales en esta ocasión, los materiales han sido altos.
A la quema en sí de los contenedores (con un importante coste económico) hay que sufrir los daños ocasionados en las comunicaciones de la empresa Movistar, que da servicio a buena parte del pueblo. Así, a los muchos vecinos que tienen sus líneas fijas y móviles contratadas con esta firma, hay que añadir los servicios municipales, el Centro de Salud y el cuartel de la Guardia Civil. 
En todos estos sitios, entre otros  (porque tampoco pudieron operar por ejemplo los cajeros automáticos o el servicio de lotería) se estuvo sin línea hasta las tres y media de la tarde. «Ahora estamos funcionando casi al cien por cien», nos apuntaba el alcalde a media tarde de ayer. «Pero el Centro de Salud necesitaba tener su conexión y no la ha tenido durante horas», citaba sólo uno de los importantes daños colaterales de unos actos vandálicos que Martín Blanco tiene claro que no han sido cosa de niños y que, en buena medida, están relacionados con los botellones que se multiplican en el pueblo.
«Han sido personas mayores de edad, seguro», enfatizaba el alcalde, «porque un niño no se atreve a hacer lo que han hecho».Además, considera, se necesitan coches para poder moverse ‘con libertad’ por el pueblo.
«Que tengan muy claro que no perjudican al alcalde, si es que alguno lo ha hecho con esta intención», avisa Martín Blanco. «Esto perjudica a toda la ciudadanía, también a sus familiares y a ellos mismos», prosigue con su reflexión el alcalde, que vuelve a hacer hincapié en la pérdida de conexión de los servicios básicos, algo que, avisa, podría haber tenido consecuencias muy graves.