scorecardresearch

Las pernoctaciones en los hoteles cayeron en agosto un 43,6%

SPC
-

El número de viajeros en Castilla y León se redujo un 47,6%, hasta los 341.514

Las pernoctaciones en los hoteles cayeron en agosto un 43,6%

Las pernoctaciones en establecimientos hoteleros en Castilla y León se redujeron el pasado mes de agosto un 43,6 por ciento con motivo de los efectos de la pandemia del COVID-19, al pasar del 1.074.101 registradas en el octavo mes de 2019 a las 605.112. La caída de los viajeros fue aún mayor, del 47,6 por ciento. De los 652.772 contabilizados hace un año se ha pasado a 341.514, según los datos facilitados por hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre Coyuntura Turística Hotelera. A nivel nacional las pernoctaciones cayeron un 64,3 por ciento, hasta los 16,8 millones, y los viajeros un 45,2 por ciento.

Las pernoctaciones de turistas nacionales en la Comunidad ascendieron a 536.961, con un derrumbe del 62,6 por ciento; y las de extranjeros, a 68.151, un 70,3 por ciento menos que en 2019.

Cantabria presentó el mayor grado de ocupación por plazas durante agosto (70,6 por ciento), por delante de Asturias, con el 68,2 por ciento. Por su parte, Castilla y León registró un 37,5 por ciento y la media nacional fue del 44,2 por ciento.

La estancia media en los establecimientos de España se situó en 2,9 noches por viajero, lo que supuso un 21,1 por ciento menos respecto a julio del año pasado. En Castilla y León fue de 1,71 noches.

Tras las restricciones a la movilidad de la población como consecuencia del mantenimiento del estado de alarma, durante el mes de agosto estuvieron abiertos en España 13.008 establecimientos hoteleros, un 23,2 por ciento menos que en el mismo mes de 2019. En el periodo agregado de julio y agosto, las pernoctaciones descienden un 68,6 por ciento respecto al mismo periodo de 2019. Las de residentes bajan un 41,3 por ciento y las de no residentes, un 84,5 por ciento. Durante los ocho primeros meses de 2020 las pernoctaciones se reducen un 69,8 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior.

En Castilla y León permanecieron abiertos en agosto 1.132 alojamientos, con 27.295 habitaciones, y 51.439 plazas ofertadas. El grado de ocupación en la Comunidad fue del 37,54 por ciento si se atienden a las propias plazas; del 42,66 en fin de semana; y del 40,29 por ciento, por habitaciones. Por otra parte, el personal empleado en los hoteles de la Comunidad asciende a 5.370 personas. 

Por provincias, todas registraron importantes caídas en pernoctaciones. Salamanca, con un descenso del 53,1 por ciento (-117.897) se situó en cabeza por delante de Burgos, con una caída del 51,6 por ciento (-99.138) y de Valladolid, con un recorte del 45,1 (-59.153). La menor caída, un 26,1 por ciento, se dio en Soria (-15.257), seguida de Palencia, con un 34,1 (-16.940) y de Ávila, con un 34,4 por ciento (-26.908). En León el descenso de pernoctaciones fue del 37,5 por ciento (-64.410); en Segovia del 40,2 por ciento (-43.026) y en Zamora del 40,4 por ciento (-26.259).