El PP de Avila advierte que no cederá sus remanentes

L.C.S
-

El presidente provincial del Partido Popular, Carlos García, asegura que los ayuntamientos populares «no se suman al acuerdo con la FEMP» porque tienen «otras preferencias»

El PP de Avila advierte que no cederá sus remanentes - Foto: Isabel García

El presidente provincial del Partido Popular de Ávila, Carlos García, advierte que las entidades locales regidas por su partido «no cederán voluntariamente» sus remanentes de tesorería al considerar que el acuerdo alcanzado por el Gobierno de España y la Federación Española d Municipios y Provincias (FEMP)es «un expolio» y «un ejercicio de filibusterismo político».
En un rueda de prensa en la que estuvo acompañado por el secretario general del partido en Ávila y senador por la provincia abulense, JuanPablo Martín, García aseguró que «des de el Partido Popular de Ávila no vamos a ceder a un chantaje y no vamos a ceder voluntariamente unos remanentes para poder optar a 5.000 millones de euros en lo que probablemente sea el mayor ejercicio de cinismo que se haya puesto encima de la mesa de las entidades locales. Nosotros queremos fondos incondicionados para dar servicios, los que vienen en la Ley de Bases de Régimen Local».
El presidente de los populares abulenses habló de «improvisación, negligencia, engaño, coacción, expolio, robo y chantaje» para referirse a un acuerdo que «arrebata los ahorros de las entidades locales, que han surgido del sacrificio, esfuerzo y buena gestión de los municipios de esta provincia, y de la parte impositiva que han pagado los vecinos de esta provincia».
Para Carlos García, «el Gobierno no solo deja tirados a todos los ayuntamientos y diputaciones, sino que además no respeta uno de los principios de la Constitución, que es la autonomía local de estas entidades, y por eso desde el PP de Ávila calificamos este acuerdo de vergonzoso y de partidista, y lo rechazamos y desaprobamos».
Desde el PP de Ávila «denunciamos» dijo su presidente, «la traición del presidente de la FEMP, el socialista Abel Caballero, que ha grabado en la historia negra de la FEMP un acuerdo solo con el apoyo del PSOE, pensando solo en la ideología, por encima del interés general, que era que los ayuntamientos y diputaciones pudieran invertir esos ahorros en cuestiones de interés para todos los vecinos».
Juan Pablo Martín se refirió a un acuerdo que «no da ninguna certeza y puede dejar entrever una crisis de tesorería galopante en el erario público», afirmando también que «se pone en riesgo e incertidumbre los ahorros de las instituciones, y estamos a un paso de poder ir más allá y hacer lo mismo con los ahorros de otros agentes de la sociedad», afirmando que «la gravedad del momento que atraviesa España merecería otros acuerdos y otras medidas». El secretario general de los populares abulenses mostró sus «dudas sobre el grado de aceptación entre los ayuntamientos», e hizo un «llamamiento a todos los alcaldes, incluidos los del PSOE, porque esta no es una cuestión de partidos, sino de dignidad de las instituciones, y cuando lleguen a sus plenos y tengan que dar explicaciones a sus vecinos, les va a ser muy difícil hacerlo».
el psoe de ávila, a favor. Por su parte, para el secretario de los socialistas abulenses, Jesús Caro, «a falta de conocer la letra pequeña», este pacto es una buena noticia, «un paso muy importante» pues «por primera vez tras muchos años, los ayuntamientos podemos usar unos fondos que eran nuestros y que hasta ahora no podíamos utilizar, porque no nos lo permitían». Es, dijo, «un primer acuerdo que va a favorecer esas inversiones para las necesidades que debemos cubrir los ayuntamientos».