scorecardresearch

El domingo no se come en casa

B.M
-

Los amantes de la paella tuvieron la posibilidad de degustar este plato en diferentes propuestas solidarias o en los barrios. Había citas con los Amigos del Camino de Santiago, en las fiestas de San Juan y con los vecinos de Arturo Duperier

El domingo no se come en casa

El domingo fue sin duda el día de no comer en casa, al menos si se responde a las diferentes propuestas que se concentraron en la ciudad. Y no, no fue solo Ávila en Tapas, sino que también se organizaron varias comidas populares, protagonizadas por la paella.

Entre las convocatorias a degustar paella estaba este domingo a la de la semana cultural de la Asociación de Vecinos Arturo Duperier, que servía para cerrar sus actos. Y en otro barrio también se optó por este plato, en este caso dentro de las fiestas de San Juan donde en la Casa de Hermandad se organizó una comida popular, con su plato, bebida y pan y donde los tickets se pudieron adquirir con los miembros de la Peña Salud y Esperanza. Se vendieron un centenar de tickets para la paella, que pudieron degustar juntos. 

Y la tercera de las citas llegó con un toque de solidaridad y fue con la Asociación Amigos del Camino de Santiago en Ávila. Según explicó su presidenta, Raquel Martín, se vendieron 90 raciones de la paella solidaria que además tuvo un doble destino. Por un lado la ayuda que se daba a Fundabem, puesto que para ella serán los beneficios, pero también la mano tendida a la colaboración con Faema Salud Mental en Ávila, ya que se encargaron de la preparación de la misma. El reparto se organizó en el albergue de peregrinos Las Tenerías de Ávila donde se pudieron recoger las raciones con los tickets que se habían comprado con anterioridad.

Con ello no solo se conseguía una comida sino implicarse en esta doble obra social. En el caso de Faema, con su labor de dar empleo a personas con discapacidad, y con Fundabem, dentro de una obra social que cubre necesidades de formación y oportunidades de desarrollo de la vida autónoma e independiente de personas con discapacidad de la provincia de Ávila. Para ello, además de la propia paella, se organizó una fila cero.