Vuelve el veranillo de San Miguel

I.Camarero Jiménez
-

Suben máximas y mínimas el martes y el miércoles pero después bajarán considerablemente de cara a viernes y sábado. Para entonces además se esperan lluvias

Mañana es 29 de septiembre, San Miguel (entre otros santos) para más señas y sí, parece que tendremos ese ‘veranillo’ que lleva su nombre. Los nostálgicos del calor se alegrarán de esa subida de temperaturas que comienza este martes  y que volverán en lo que a las máximas se refiere a valores por encima de los 25 grados en la capital. Casi 30 de máxima tendrán en el Tiétar (28 grados están previstos este martes y miércoles en Candeleda) y en las zonas más altas del entorno de la vertiente norte de Gredos, superando los 20. Las mínimas serán otro cantar pero al menos entremañana y pasado también se acercarán más a los 10 grados que a los 5 que hemos llegado a tener días como este lunes, sin ir más lejos en casi toda la geografía abulense.
No contamos ahí el Puerto del Pico, ya saben, con diferencia, muchos días el lugar más frío de nuestra tierra aulense y casi que de España y es que este lunes con sus 2,3 grados bajo cero volvió a marcar la temperatura más baja del país a las 6,40 horas. Heladas en Ávila y también en Burgos y Soria para los primeros compases de la semana. Castilla y León es así. Y es que , en Ucero y Vinuesa (Soria) y en Palacios de la Sierra (Burgos) se alcanzaron los 1,7 grados bajo cero a primera hora de este lunes, seguida de los 1,5 grados negativos en la localidad soriana de Morón de Almazán. 
Lo dicho, tendremos veranillo de San Miguel pero durará dos días mañana y el miércoles porque el jueves máximas y mínimas irán en descenso paulatino, así Ávila capital pasará de los 9/25 del miércoles  a los 5/14 del sábado. Candeleda de 14/28 a 7/21; Arévalo de 9/26 a 6/14, Cebreros de 10/26 a 7/18 muy similar a lo que ocurrirá en zonas de la sierra de Ávila que de 8/25 baja a 7/18 y ya en lugares como Navarredonda o El Barco de Ávila pasarán respectivamente de 6/21 a 0/12 o de 7/24 a 2/15.
Del mismo modo que bajan las temperaturas a partir del viernes sobre todo, llegarán otros cambios en lo que al tiempo se refiere y si los pronósticos de la Agencia Estatal de Meteorología no cambian para esas jornadas llegarán además las lluvias con mucha probabilidad y se extenderán por todas las comarcas de la provincia. Buenas noticias para nuestros pantanos, que aunque tuvieron cierto respiro hace dos semanas necesitan recoger agua de lluvia porque este verano han bajado bastante.