scorecardresearch

El AVE, oportunidad de "transformación" para Burgos

SPC
-

Felipe VI, Pedro Sánchez y Alfonso Fernández Mañueco participan en el primer viaje que culmina en Rosa Manzano, donde valoran que la alta velocidad puede impulsar la competitividad de la provincia

Inauguración de la Línea de Alta Velocidad Madrid-Burgos. - Foto: Ricardo Ordóñez (Ical)

El AVE llegó hoy a Burgos tras 27 años de tramitación y obras, y una inversión cercana a casi mil millones de euros. El rey Felipe VI, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, participaron en ese primer viaje inaugural que culmina en Rosa Manzano, donde destacaron la oportunidad que la alta velocidad tendrá para la "transformación" de la ciudad, así como impulsar su competitividad.

El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, destacó el papel de Burgos en el futuro de la Alta Velocidad ferroviaria (AVE), que "está llamado a jugar un papel crucial" en las siguientes fases del despliegue de la Alta Velocidad en el país. Así lo afirmó durante el acto de inauguración de la línea de alta velocidad de Venta de Baños (Palencia) a Burgos, cuya puesta en servicio suma un nuevo corredor del AVE en Castilla y León y un paso en el avance de esta infraestructura hacia el norte de España.

"Este viaje en tren supone un hito más en la historia de la Alta Velocidad en nuestro país, una historia que no deja de renovarse y cobrar nuevos impulsos", aseguró al inicio de su intervención en la estación de Burgos-Rosa Manzano. "Esta línea que empezará a operar mañana de forma regular, consolida a España en el liderzgo de la movilidad sostenible", añadió.

En esta línea, el presidente del país aseguró que España es el primer país de Europa y el segundo del mundo, "solo por detrás de China", en kilómetros de Alta Velocidad. "Nos cabe el orgullo de haber realizado esta gigantesca transformación en tiempo récord", apuntó, recordando que 30 años después de la inauguración del primer AVE en Sevilla, "la red se ha multiplicado casi por ocho, hasta alcanzar los 4.000 kilómetros de media de Alta Velocidad".

Fernández Mañueco

Durante su discurso, Alfonso Fernández Mañueco destacó que Burgos "será de capaz de aprovechar" la alta velocidad, que desde hoy llega a la provincia, para "impulsar la competitividad", el tejido social y productivo de la ciudad y la provincia y crear "oportunidades de futuro" en el ámbito turístico y de negocio, cuestiones en las que Burgos "está por encima de la media".

"Burgos y Castilla y León han aprovechado las infraestructuras facilitadas cuando se nos ha puesto en nuestras manos. Lo haremos otra vez", subrayó. "Conseguimos un objetivo, una ambición de ciudad, de provincia, de Comunidad Autónoma y de país. Burgos se sitúa en el mapa de la alta velocidad", sostuvo Mañueco, quien añadió que "se abre el futuro a nuevas conexiones con las capitales vascas".