scorecardresearch

Restauración de 70 hectáreas de antiguos humedales de Moraña

J.M.M.
-

A través del Proyecto LIFE IP-Duero se desarrollan actuaciones en El Oso, Langa o San Juan de la Encinilla, y este sábado se desarrollará en el Centro de Interpretación de las Lagunas de la Moraña un taller de educación ambiental

Restauración de 70 hectáreas de antiguos humedales de Moraña

El Proyecto LIFE IP-DUERO tiene como uno de sus objetivos la recuperación y restauración de antiguas zonas húmedas, tradicionalmente denominadas también como "lavajos ". Este año prevé restaurar aproximadamente un total de 70 hectáreas de estos ecosistemas en la comarca de la Moraña, según se ha precisado desde el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

Estas zonas húmedas, la gran mayoría de carácter temporal, son importantes ecosistemas y juegan un papel esencial en el mantenimiento de la biodiversidad de este territorio. Sin embargo, el uso no sostenible de las aguas subterráneas en las últimas décadas, y el aumento de la superficie cultivada, ha provocado una pérdida de más del 90% de estas zonas húmedas.

A pesar de esta preocupante evolución, gracias al proyecto LIFE-IP DUERO se están llevando a cabo actuaciones para la recuperación y conservación de zonas húmedas, como las llevadas a cabo en los municipios de El Oso, Cervillego de la Cruz y Moraleja de las Panaderas, en donde se han adquirido parcelas destinadas a un uso exclusivamente medioambiental para la conservación de estas zonas húmedas.

También, se han llegado acuerdos con ayuntamientos de la zona para restaurar zonas húmedas, como ha sido el caso del municipio de Langa para la recuperación de la antigua zona húmeda de la Charca de Narros, y en el municipio de San Juan de la Encinilla para la recuperación de la Laguna Redonda.

Dentro de las acciones llevadas a cabo, y en colaboración con el Centro de Interpretación de las Lagunas de la Moraña situado en el municipio de El Oso, se desarrolla actualmente un completo programa de actividades educativas dirigido a todos los públicos y de carácter gratuito para acercar y explicar el funcionamiento de los humedales. La intención es sumar esfuerzos a la labor de sensibilización y concienciación ciudadana ante los retos que hemos de afrontar, como sociedad, en la conservación y mantenimiento de los recursos hídricos y sus ecosistemas.

Este sábado, 5 de febrero, se ha programado un taller denominado 'Cocinando con plantas aromáticas', bajo la dirección del biólogo y cocinero Francisco Javier Álvarez, dentro del programa de educación ambiental 'Humedales para el siglo XXI'.

De esta manera, un año más, la Confederación Hidrográfica del Duero quiere sumarse a la conmemoración del Día Mundial de los Humedales que se celebra cada año el 2 de febrero con el reto de aumentar la sensibilización y necesidad de conservación de nuestras zonas húmedas como verdaderos reservorios de biodiversidad, promoviendo a su vez el uso sostenible del agua, y concretamente de las aguas subterráneas, como premisa fundamental para poder alcanzar este objetivo.

La CHD coordina el proyecto Life Duero del que forman parte la Junta de Castilla y León, la Fundación Patrimonio Natural, Somacyl y la Diputación de Ávila, como socios colaboradores.