scorecardresearch

La UCAV rinde un «necesario» homenaje a Bernardo de Gálvez

M.M.G.
-

La Cátedra de Cultura de Defensa 'Subintendente Julián Vallespín' recuerda la figura de este militar español

Foto de familia de los participantes en el homenaje al militar español Bernardo de Gálvez. - Foto: David Castro

El Palacio de Los Serrano viajaba este martes en el tiempo y en el espacio para trasladarse al último cuarto del siglo XVIII, concretamente a Estados Unidos, para rendir un «necesario» homenaje a la figura de Bernardo de Gálvez, militar español «con un papel esencial en la Independencia de los Estados Unidos».

Así al menos lo explicaba  Javier José Guío, director de la Cátedra Cultura de Defensa 'Subintendente Julián Vallespín', responsable de un homenaje evocador, sobre todo por la presencia en el patio de Los Serrano de tres soldados de la época.

«Bernardo de Gálvez fue un personaje excepcional muy múltiples motivos», reflexionaba Guío antes de dar comienzo el acto, y hacía mención, en primer lugar, a esa labor en el proceso de Independencia, «poco conocida pero esencial».

una labor «decisiva». Una labor que, además, se enmarcaría, en opinión de Guío, en la «cantidad ingente de material, de recursos económicos y militares que apenas se conocen» por los españoles, pero que fueron decisivos en este proceso.

Dentro de los datos que se desconocen de Gálvez, Guío destacaba cómo éste estudió en una academia de Ávila. Academia, decía, instaurada en nuestra ciudad en 1774 por Alejandro O'Reilly. «Fue un centro de formación de oficiales de altísima capacidad en la época, perfectamente homologable o superior a todas las academias militares de Europa», descubría el director de la Cátedra Cultura de Defensa 'Subintendente Julián Vallespín', que defendía la oportunidad del homenaje que ayer se tributaba en Ávila a «tan insigne y egregio militar» y con el que se pretendía «expresar la ayuda que la corona española hizo a Estados Unidos y que fue decisiva para su proceso de independencia».

Por su parte, el que fuera embajador de España Miguel Ángel Fernández-Mazarambroz, iba un paso más allá y además de alabar también la figura de Bernardo de Gálvez, quería «poner encima de la mesa» la importante presencia de España en América, «tan denostada» en la actualidad por muchos, lamentaba.

En el acto de este martes, centrado, como decíamos, en dar a conocer más la figura de Gálvez, tanto en nuestro país como en Estados Unidos, participó activamente  la Orden de Granaderos y Damas de Gálvez de Macharaviaya.