scorecardresearch
Sara Escudero

Desde la muralla

Sara Escudero


Supongo que ya es suficiente

28/05/2022

La vida es todo aquello que pasa mientras perdemos tiempo en guerras, broncas y envidias. La vida no es un juego de niños, o quizá sí deberíamos verla con sus ojos enfocando la inocencia. Lo que es seguro, es que la vida no será juego para muchos de ellos ni en Siria, ni en Yemen, ni en Texas, Colombia, Congo… ni en Ucrania. Jugar en un patio de colegio en cualquier punto del mundo, empieza a convertirse en un deporte de riesgo.
La historia de la semana no son los atroces hechos que cada noche nos acostumbramos a oír/ver en los telediarios, para no conciliar bien el sueño y por la mañana hacer que ya hemos olvidado. Para mí, la historia de la semana está relacionada con el entrenador de los Warriors, Steve Kerr. Antes de un partido, hizo unas declaraciones necesarias y conmovedoras: «Estoy muy cansado de subir aquí y ofrecer condolencias a las familias devastadas de ahí fuera. Estoy cansado de los momentos de silencio. Suficiente"
No sé cuántas veces he dicho ya esta semana "ya es suficiente". Pero lo voy a repetir una y otra vez: SUFICIENTE. Por definición es la cantidad adecuada, sin sobrar, sin excedente ni quedarnos cortos. Pero, además, es referirse a un basta ya, no queremos más, no soportamos seguir así, no queremos vivir de esta manera. ¡Ya es Suficiente! Aunque nunca hacemos suficiente para paliar el sufrimiento humano. Puede ser que sea la justa medida de algo, pero creo que esa delgada línea de lo exacto, de lo justo, de la cantidad adecuada ha desbordado por algún lado en mi taza de café. 
Así que abrimos la reflexión del día 94 de guerra, la del último sábado de mayo ya con olor a vacaciones.
Meditemos pues, y pensemos cuándo es el preciso momento de parar las cosas, en qué fallamos para que con 18 años empuñemos armas y no juegos. ¿En qué nos hemos convertido? ¿Cómo estamos educando? ¿En qué momento hemos cambiado el rumbo de las cosas? ¿Cómo permitimos? Demasiadas preguntas para un fin de semana, viviendo en la frontera de la incertidumbre.
Tenemos suficientes conflictos olvidados, una guerra entre manos y para colmo nos liamos a matar en los colegios cientos de niños. La única diferencia está en quién levanta el arma, quién mata y cómo todos somos testigos o incluso cómplices involuntarios de muchas tragedias. Hoy Texas, en otros sitios lamentablemente todos los días. No sé cuándo será suficiente, pero sé que mi corazón anhela que esta situación, sea MÁS que suficiente.