scorecardresearch

El PP apoyará al campo desde "la discriminación positiva"

I.Camarero Jiménez
-

El candidato abulense a las Cortes, José Francisco Hernández Herrero, puso en valor las medidas de su partido con el medio rural en una visita a la matanza de Garganta del Villar, una tradición ancestral que reúne los valores que ellos defienden

El PP apoyará al campo desde "la discriminación positiva"

El PP y su candidatura abulense a las Cortes Regionales de cara a los comicios del 13 de febrero quisieron escenificar su «apoyo al campo» acudiendo en Garganta del Villar a una de las tradiciones «ancestrales» vinculadas precisamente a «nuestro medio rural»: la matanza 

Fue allí donde José Francisco Hernández Herrero, número uno de la candidatura, brindaba el apoyo al campo pero «desde la discriminación positiva por vivir en el medio rural». Para ello decía hay «bonificaciones fiscales, facilidades para poder adquirir una vivienda en el medio rural, protección de los servicios públicos garantizados por ley, como la sanidad, transporte, atención a los mayores».

Vivir en el campo aseguró «va a tener además de la ventaja adicional de estar en un entorno magnífico, medidas de discriminación positiva que presenta Mañueco, algunas de las cuales ya están en marcha y otras tienen la palabra del compromiso y del apoyo incondicional al medio rural que se va a traducir una vez que se celebren las elecciones y con el paquete de medidas que vamos a aprobar como un atractivo muy importante para asentarse en los pueblos de Ávila y de Castilla y León». Estuvo Hernández Herrero, acompañado en Garganta del Villar de la número 2, María Ángeles Prieto, alcaldesa a su vez de Zapardiel de la Ribera. Sobre el terreno y dado que acudieron a la celebración de la matanza tradicional defendía esta actividad que «se ha mantenido a lo largo de los años con distinta connotación, pues hace años simbolizaba el principio del acopio de alimento del que se surtían las familias sobre todo del medio rural con el aprovechamiento del cerdo en su integridad y es una costumbre que se ha mantenido y que aúna todas las características del medio rural con la colaboración de todas las familias, el aprovechamiento de lo propio, la subsistencia del mantenimiento y la apuesta por los municipios en su propio sentido» y eso, dijo, «lo apoyamos desde nuestra candidatura y con el liderazgo de Alfonso Fernández Mañueco».

Enarboló la bandera de la pertenencia al medio rural del PP como algo intrínseco y aseguró que «somos personas de campo, de pueblo, independientemente de donde vivamos y lo vamos a seguir apoyando con medidas, presencia y gestos pero, lo que es más importante, apoyando a las personas que viven en los pueblos».

Esa matanza tradicional les sirvió como metáfora de lo que ellos quieren para el medio rural y con lo que se comprometen. «La matanza es unidad, pueblo y sociedad y nosotros estamos con todos esos factores y apoyándolo». 

Algo que decía Hernández Herrero se demuestra también con la presencia en la candidatura del PP y como número 2 de una alcaldesa también de un pequeño pueblo de Ávila, para que sea ella desde el conocimiento «la que nos ponga los deberes, que no nos vengan a nosotros prefijados por nuestro propio sentir».

Ensalzando la labor de Prieto, ésta tomó la palabra reiterando que «nosotros somos el partido del campo, pero no porque sea el eslógan». «Para mí es importante que los pueblos avancen con los medios que nos dan en la época en la que vivimos, pero también es muy importante mantener las raíces y las costumbres porque para saber dónde vamos no debemos olvidar de dónde venimos».

Acompañar a los vecinos y escucharlos «es parte de nuestro trabajo» y «me siento muy orgullosa de vivir en un pueblo en el que sólo viven 100 personas, además de estando en un pueblo como hoy, en Garganta del Villar, donde viven 30». Somos el partido del campo, decía «porque vivimos en él y nacimos en él, educamos a nuestros hijos en él y queremos morir en él. No queremos ser la España vaciada ni tampoco la España la olvidada. Esta España no está vacía, está llena».