Las fiestas del Consuelo viven su día grande el jueves

J.M.M.
-

El sábado comenzó un quinario por esta celebración, que engalana al barrio de San Esteban

Las fiestas del Consuelo viven su día grande el jueves

El barrio de San Esteban se engalana para celebrar durante estos días las fiestas en honor a Nuestra Señora del Consuelo, que vivirán su día grande, como ya es tradición, este jueves, 15 de agosto.
Este día, festividad de la Asunción de la Virgen, arrancarán los actos a las 10,00 horas, con la misa solemne en la ermita de San Esteban que estará presidida por Óscar Robledo Merino, párroco de San Juan Bautista. A continuación, en torno a las 11,00 horas, dará comienzo la solemne procesión con la imagen de Nuestra Señora del Consuelo hasta la iglesia de San Juan Bautista, donde descansará hasta las 17,00 horas, momento en que se reanudará la procesión para continuar con el traslado de la imagen de la Virgen hasta su ermita de San Esteban. Al finalizar la misma se efectuará la subasta de banzos y se entonará la Salve.
A las 18,00 horas, y para culminar este día de celebración en la barriada de San Esteban, se procederá a la subasta de regalos, y durante toda la tarde se podrá realizar la visita a Nuestra Señora del Consuelo.
Para preparar esta celebración, el pasado sábado, 10 de agosto, dio comienzo el solemne quinario, que incluye eucaristía con homilía preces de quinario y Salve cantada en honor de la Santísima Virgen del Consuelo. La celebración de este martes estará presidida por Jean M. Menounga Menounga, vicario de Pastoral de San Juan Bautista, mientras que la de mañana será oficiada por el prior del Convento de La Santa, David Jiménez Herrero. Las celebraciones de los días anteriores estuvieron presididas por Antonio Collado Montero, director espiritual del Seminario Diocesano y director de la Comisión de Liturgia de la diócesis de Ávila; Jesús María Martín San Román, vicario en El Raso y profesor de Religión en el Instituto Candavera de Candeleda y José Carlos Labrador Jiménez, párroco de San José Obrero.
Finalmente, los actos religiosos programados culminarán el viernes, 16 de agosto, con la misa por los cofrades difuntos, especialmente por los fallecidos este año, que se oficiará a partir de las 10,30 horas.



Las más vistas