scorecardresearch
Gerardo L. Martín González

El cimorro

Gerardo L. Martín González


INPAD

30/11/2021

Cuando me dijeron esta palabra, lo primero que se me ocurrió era que estaba mal escrita, pues siempre en lengua española, delante de P se escribe M; pero todo se aclaró cuando me explicaron que era el conjunto de iniciales de otras palabras: In = Innovación, Pa = Participación, D = Diseño. Pero ¿qué es INPAD?
Estos días se está celebrando en Ávila, la reunión anual de esta organización, la anterior se celebró en Atenas (Grecia), de una serie de personas inquietas, con la pretensión de mejorar algo ya existente o no, pero como todo, factible de mejorar. La forman representantes de cuatro países europeos con siete socios, y cuatro lenguas distintas, aunque haya mas implicados lateralmente. Francia, con un socio, la CY Cergy Paris Université; Bélgica, con dos socios, Creative District, y el colegio saint-Lodewijks, de Brujas; Grecia, con dos socios, Commonspace, y IDEC; y España con otros dos socios, la Universidad de Zaragoza, y el Colegio Diocesano Pablo VI, de Ávila; es decir, dos universidades (Francia y España), dos colegios de secundaria (Bélgica y España), una empresa social (Grecia), una ONG (Bélgica), y una empresa de Formación y TIC, Tecnologías de la Información y la Comunicación (Grecia). El que un colegio de una ciudad pequeñita, como Ávila, tome parte en estos foros internacionales, debía de enorgullecernos. Este heterogéneo grupo surgió a partir del Erasmus+Programme, de la Unión Europea, con una idea que trascribo: Diseño participativo en colegios: desarrollo de una metodología innovadora para el diseño del espacio público dentro y alrededor de los colegios. Hay que decir que la idea es ambiciosa, aunque haya que describirla con esas palabras tan actuales y rimbombantes. 
Es un proyecto, un debatir de ideas sobre temas muy concretos que están dentro y fuera de los colegios, y donde esos socios se han creído interesados, para debatirlos, estudiarlos y sacar consecuencias. Se pretende implicar mas, a los que de alguna manera ya están implicados, para que todos participen: colegios, profesores, estudiantes, padres, comunidades, y por supuesto, pues es el último eslabón de las autorizaciones, pasado el estudio teórico a una realidad práctica, a la administración pública, local, regional y hasta nacional. Se trata de buscar el mejor diseño urbano y arquitectónico, donde todos se impliquen para que sea el mejor posible. Para que esto pueda suceder, INPAD debe proporcionar a los colegios las herramientas, para saber cómo hacerlo y ser verdaderamente participativo.
Es un ejercicio práctico con un principio teórico, pues para ello habría que romper viejas costumbres, mejor sería convencer, a las administraciones que, hoy por hoy, son las que dan las normas, mas rígidas cuanto mas autoritarios y totalitarios sean los gobiernos, regulándolo todo, pues en definitiva son los que autorizan o no las construcciones de los colegios, y de la que dependen en parte las subvenciones, incluso en los entornos urbanos, ejemplo, los trazados peatonales para llegar a los colegios; pero aquellos han dejado muy poco espacio para nuevos diseños por los arquitectos proyectistas, que han de someterse a un programa de necesidades con una normativa casi cuadriculada. Por eso, estos organismos internacionales, en los que se han implicado dos universidades, deben ser escuchadas por los gobernantes, pues pueden demostrar la seriedad de sus estudios y la bondad de los mismos. En la reunión de Ávila, el Colegio Diocesano Pablo VI presentará un ejercicio práctico, en el que se han implicado alumnos y profesores, todos participando, pues esa es la idea, en un nuevo diseño de los patios colegiales.
La reunión de Ávila, a desarrollar durante tres días, se ha definido como Evento de formación de profesores europeos, a los que deseo el mejor de los éxitos. La voz de Ávila, también suena en Europa.