Discreta ocupación hotelera, excepto en los dos paradores

Mayte Rodríguez
-

El primer fin de semana de julio los hoteles abulenses han recibido muchos menos clientes que un año atrás

Discreta ocupación hotelera, excepto en los dos paradores - Foto: Ana I. Ramirez


Silvia y Daniel recorrían este domingo las calles del centro histórico de Ávila buscando la sombra y un lugar donde comer. Tras recalar en la ciudad de buena mañana procedentes de Madrid, esta pareja optó por pasar el día en la capital abulense atraída por los encantos de una Ciudad Patrimonio de la Humanidad que ya conocían de ocasiones anteriores pero a la que «siempre es un gusto volver», nos decían. En su primera salida de Madrid tras el confinamiento, agradecen que la subida a la Muralla sea gratis, aunque admiten que hace más calor del que esperaban. 
Igual que ellos, muchos otros turistas optaron por Ávila para pasar el domingo recurriendo a la fórmula de la visita de un solo día aprovechando la cercanía de Madrid. También hay quienes han alargado su salida y han dormido aquí el fin de semana, pero de momento en una proporción muy inferior a la de años anteriores por estas mismas fechas, según coinciden los hoteles consultados por esta Redacción para sondear cómo ha arrancado el mes de julio en lo que se refiere a ocupación hotelera tras el largo parón del confinamiento.
Discreta ocupación hotelera, excepto en los dos paradoresDiscreta ocupación hotelera, excepto en los dos paradores - Foto: Ana I. RamirezSólo el Parador de Ávila y el Parador de Gredos se salvan del discreto comienzo del verano que están viviendo los hoteles consultados. En el Hotel Palacio de Los Velada el fin de semana han estado al 50% de su capacidad, mientras que en el Hotel Las Moradas la ocupación ha sido del 70% el sábado y del 25% el viernes. Y en el Hotel Las Leyendas, al 25% y al 35%, respectivamente.
«Y los pocos clientes que hay son para viernes y sábados, entre semana no hay nada», coinciden en estos tres hoteles que también perciben la nula antelación con la que se producen las reservas. «Casi te llaman de un día para otro o ese mismo día», señala Víctor Gómez, del Hotel Las Leyendas.
Alcanzar la nueva normalidad parece estar costando a los hoteles abulenses. «La recuperación de la actividad va despacio, supongo que la gente tiene miedo a los rebrotes y apenas hace planes, si salen es sin mucha planificación», explica Oliva Jiménez, del Hotel Palacio de Los Velada.
Precisamente porque las pernoctaciones de momento están llegando con cuentagotas, los hoteles consultados no tienen expectativas demasiado altas para lo que queda de mes, aunque tampoco pierden la esperanza de que se vaya animando la demanda de habitaciones, que sin embargo ya es alta en  los dos paradores con los que cuenta esta red en la provincia de Ávila. «Incluso algo mejor que el año pasado por estas fechas», nos cuenta Víctor Teodosio Tirado, director de ambos establecimientos.
mucho mejor en paradores.  Mientras el fin de semana se ha saldado al 90% de ocupación en el Parador de Ávila, en el de Gredos han colgado el cartel de ‘completo’, una diferencia apenas perceptible pero que tiene su explicación en que el establecimiento de la capital tiene una clientela fiel de turistas extranjeros que ahora mismo no están llegando en la misma proporción que en años anteriores, aunque aun así «sí hemos recibido algún francés y algún italiano», admite su responsable. El turismo nacional es, por tanto, mayoritario en ambos paradores.
LEA LA NOTICIA AMPLIADA EN LA EDICIÓN IMPRESA DE DIARIO DE ÁVILA