scorecardresearch

Alain Huetz de Lemps, todo un visionario del mundo del vino

M.M.G.
-

La editorial Cultura Líquida presenta en Ávila 'Viñedos y vinos del Noroeste de España', una obra de referencia histórica del reputado geógrafo e historiador francés y que se publica por vez primera íntegramente en español

Cristina Alcalá, a la derecha, junto a Esther Portabella, ambas de Cultura Líquida. - Foto: David Castro

Hablar de Alain Huetz de Lemps es hablar de paisaje y de vino, dos pasiones que el reputado geógrafo e historiador francés combinó con maestría en 'Viñedos y vinos del Noroeste de España', una obra de culto para los historiadores e investigadores del mundo del vino y que la Fundación Cultura Líquida, a través de su editorial de mismo nombre y de reciente creación, ha publicado por ver primera íntegramente en español.

La Biblioteca de Ávila acogía este martes la presentación en sociedad del que, además, es el primer trabajo de esta editorial, a cuyo frente se sitúa Cristina Alcalá, que se enorgullecía de tener entre sus manos «una obra de referencia histórica» nacido del trabajo durante doce años de Huetz de Lemps y que terminó publicándose como su tesis doctoral en Burdeos en 1967. 

«Él estuvo viniendo desde Burdeos a todo el noroeste español desde el año 1962 hasta el 1966 para su investigación», apuntaba a Diario de Ávila Alcalá, que ahora, casi 50 años después puede presentar una obra en la que, por cierto, también ha estado involucrado el propio Huetz de Lemps. 

«Nosotros quisimos empezar la editorial con una obra de referencia, traducirla completamente y que él y su mujer estuviesen participando en la edición», explicaba la directora de la editorial, que viajó en numerosas ocasiones a Burdeos para presentar al autor, de edad avanzada, sus avances.

«Es un homenaje al gran legado de Huetz de Lemps», tiene claro Alcalá, que descubría también que el prólogo de la obra ha corrido a cargo de Pedro Ballesteros, 'Master of wine'. «Y él dice que es una referencia ineludible para entender el vino en España», resaltaba para dar a entender la importancia de una obra que, pese a estar escrita hace décadas «es moderna y actual».

«Porque él vaticina cosas en el noroeste, hablamos de  Cantabria, País Vasco, Galicia,Asturias, Castilla y León Navarra, que hoy se han dado, como la apuesta de las variedades locales o la  importancia del viñedo en el paisaje agrícola», valoraba Alcalá la modernidad de un visionario que, por otra parte, se preocupó de escribir una obra que no fuera únicamente para expertos en el mundo del vino. «Porque es una obra que tiene una lectura muy transversal, porque es de estos historiadores geógrafos clásicos franceses para los que la cultura del vino se toma desde una perspectiva geográfica pero también humana y cultural», reflexionaba la editora.

«Él habla de las tabernas, del comercio del vino... Se pateó todos los archivos habidos y por haber, que no se habían llegado hasta que él llegó», continuaba reflexionando sobre la manera de trabajar de Huetz de Lemps que, decía Alcalá, finalmente logró «una obra con  mucho detalle pero con una lectura muy amable y nada técnica que tiene 200 páginas de índice, de toponimia...».

Preguntamos a Alcalá sobre la presencia del vino abulense en el libro. «Él dedica un capítulo a esta parte que además es el límite de su noroeste geográfico.Está Segovia, tierra de Pinares, Ávila... Habla mucho del comercio desde Ávila a la parte de Cebreros y de las rutas comerciales», respondía.

¿Y le gustaba el vino de Cebreros? «Él, como buen geógrafo y francés, una cosa muy bonita de su libro es que él intenta ser imparcial.Es educado en su escritura: no critica ni alaba. Es objetivo. Por eso es muy agradable de leer porque tú te vas metiendo en la historia que él contaba». Y todo ello presentado en una edición en tela, en dos volúmenes con 1.100 páginas y  casi mil ilustraciones y mapas hechos por Huetz de Lemps  «Hemos hecho una edición de sólo mil ejemplares numerados y firmados por él», describía su trabajo.