scorecardresearch
Pilar Cernuda

CRÓNICA PERSONAL

Pilar Cernuda

Periodista y escritora. Analista política


Bochorno

10/12/2021

No hay quien aguante la vida política de este país. Sobre todo el sectarismo, del que llevamos buena cuenta en los últimos años, desde que se formó un gobierno de coalición que el propio Sánchez consideraba indeseable, y encima reforzó con partidos inconstitucionales a los que España solo interesa como fórmula para cobrar de los presupuestos del Estado.

"El Confidencial" ha publicado la transcripción de unas conversaciones mantenidas entre abogados y policías de un caso en el que Villarejo intentaba que se archivara una causa abierta en Guatemala contra un empresario español. En esa conversación, se refieren a "El mago", del que dicen que "se está forrando" porque es novio de la ministra de Justicia. ¿Alguien del ministerio, de la Fiscalía General del Estado o de la propia Moncloa ha hecho algún tipo de declaración sobre las actividades del ex juez Garzón, cuyos vínculos con el ex comisario están demostrados con grabaciones hechas por el propio Villarejo? ¿Algún socialista ha levantado la voz para expresar su malestar por el hecho de que la exministra, hoy Fiscal General del Estado, lleva semanas protagonizando titulares por tomar iniciativas que se consideran favorables al gobierno y a sus socios? ¿Alguien ha recordado que en varias causas que provocan esas iniciativas polémicas interviene su pareja, Garzón, como abogado?

Pedro Sánchez presume de su encomiable lucha contra la corrupción, pero no le importó que Dolores Delgado saliera del despacho del ministerio de Justicia al de la Fiscalía General del Estado, ni tampoco le importa ahora que decida sobre asuntos que afectan directamente al abogado Garzón. Que según explican dos personas vinculadas con un caso que afecta a Villarejo, "se está forrando" gracias a su relación con Delgado.

Hoy ha comparecido María Dolores de Cospedal ante la comisión parlamentaria que investiga el caso Kitchen, la presunta vigilancia a Luis Bárcenas para intentar hacerse con pruebas que podían inculpar la cúpula del PP. El juez a desimputado a Cospedal, lo que han recurrido PSOE, Podemos y al Fiscalía, así que Cospedal se ha negado a declarar ante los miembros de la comisión. Uno de ellos, de Junts per Catalunya, la ha acusado de "meter la mano en la caja". Cospedal, abogado de Estado, le ha respondido que si no fuera porque tiene inmunidad parlamentaria, le presentaría una querella. ¿Alguna voz de la izquierda ha recriminado al diputado independentista? ¿Alguien ha sacado la cara en los últimos años por algún personaje del centro y derecha exigiendo que se respetara su derecho a la presunción de inocencia?.

Es muy preocupante que los políticos sean incapaces de acordar la renovación del CGPJ, y tienen tanta responsabilidad Sánchez como Casado. Pero es más preocupante todavía, bochornoso, que no se tomen medidas para poner fin al espectáculo que protagonizan personajes cuya actuación afecta directamente a la credibilidad de los que se mueven en una profesión sobre la que recae la responsabilidad de castigar a los culpables y salvar a los inocentes.