scorecardresearch

UGT y CCOO avisan: "Sin subida salarial, habrá conflicto"

M.E
-

Los sindicatos se concentraron en la plaza de Santa Ana para reclamar a la patronal el "desbloqueo" de la negociación colectiva en Ávila, que tiene tres convenios "sin avance", los de comercio, hostelería y transporte

UGT y CCOO avisan: "Sin subida salarial, habrá conflicto" - Foto: Isabel García

Junto a una gran pancarta en la que podía leerse 'Salario o conflicto', y con banderas de los dos sindicatos, UGT y CCOO se concentraron este miércoles en la plaza de Santa Ana, frente al edificio que comparten con CEOE Ávila, para reclamar a la patronal que "se siente a cerrar los convenios colectivos abiertos" y que materialice una "subida salarial justa y realista" para los trabajadores, en el marco de una inflación disparada y con la provincia como una de las que viene arrastrando "los salarios más bajos" de Castilla y León.

Los representantes sindicales lo tienen claro. "Si no hay subida salarial, habrá conflicto", advierten, en una clara amenaza del incremento de la conflictividad en la calle, después de que la concentración de este miércoles fuera la segunda que realizan, la primera en Ávila.

El secretario provincial de UGT, Javier García, lamentó que "las empresas siguen repercutiendo la subida de precios mientras que los salarios no se incrementan en la misma medida", una situación que conduce a la "pérdida de poder adquisitivo" y ante la que, dicen, "no nos queda otra que movilizarnos".

Javier García explicó que, siguiendo la línea del acuerdo de empleo y negociación colectiva de ámbito estatal que se intentó en mayo, "se piden convenios colectivos de un máximo de tres años, con subidas mínimas del 3,5% para 2022, el 2,5% para el segundo año y el 2% para el tercer año y con cláusulas de revisión salarial, algo que la patronal no quiere aceptar", afirmó. Como consecuencia de "ese no acuerdo, quedaron bloqueados muchos convenios, empezando en el ámbito estatal y siguiendo hacia abajo", apuntó, de manera que "hay trabajadores que están cobrando sueldos de 2018 y 2019, una situación insoportable".

En la provincia de Ávila, aunque "se constituyeron las mesas de negociación, no avanzan los convenios de comercio, hostelería y transporte", señaló el representante de UGT, que insistió en advertir a la patronal de que ni los trabajadorse ni los sindicatos aguantan más.

El secretario provincial de CCOO, Óscar García, hizo hincapié en que Ávila lleva tiempo arrastrando "unos de los salarios más bajos de la comunidad" y se está erigiendo en "una de las provincias más inflacionistas" del país, lo que está provocando, a su juicio, que "los trabajadores estén sufriendo las consecuencias del bloqueo salarial". "Si no hay reparto de riqueza, negociación colectiva y subida de salarios, habrá conflicto", subrayó Óscar García, quien insistió en que "el trabajador no puede soportar de manera exclusiva la realidad en torno a la inflación".

Según explicó, en los últimos tiempos "se han desmontado dos mantras" en la provincia de Ávila, el de que la subida del SMI iba a condicionar la generación de empleo y el de que la transformación del mercado de trabajo en torno al tipo de contrato "iba a ser un desastre", dos afirmaciones que se están demostrando "falsas". En este marco, se insiste en que la subida de los precios no puede recaer solo en el conjunto de los trabajadores y se pide a la patronal que atienda a "una demanda justa y realista".