scorecardresearch

El Plan de Caza de Gredos 2021/22, ejecutado al 96%

I.Camarero Jiménez
-

Los ingresos procedentes de la actividad cinegética en Gredos superan los 1,2 millones y de ellos más de 250.000 se han destinado a inversiones. La reserva recupera la normalidad perdida por la pandemia aunque el lobo y el furtivismo siguen acechando

La Junta Consultiva de la Reserva de Caza de la Sierra de Gredos se reunió este miércoles en la delegación de la Junta de Castilla y León para, entre otras cosas, hacer balance del denominado plan de caza correspondiente a la anualidad 2021-22 que concluyó el pasado 31 de marzo, después de que se diera el pistoletazo de salida a la misma el 1 de abril del año 2021.

Un plan de caza que se ha ejecutado prácticamente al 100%, concretamente al 96% según los datos aportados por el director de la reserva Manuel Diez. Algo que, sin duda, es una grata noticia después de la mella que ha supuesto la crisis del coronavirus en lo que respecta a esta actividad. 

Una actividad que es «imprescindible» para los municipios que forman parte de la reserva y que esperan como agua de mayo el dinero que la actividad cinegética les reporta. Así lo reconocía la presidenta de la Asociación de Propietarios de la Reserva de Caza de Gredos, María Ángeles Prieto, quien tenía claro que son muchos los pueblos con escasos habitantes los que forman parte de la reserva y los ingresos que la caza les reporta les permite, sin ir más lejos, el pago de facturas y afrontar el incremento de costes que se ha disparado en los últimos tiempos.

Y es que esos pueblos que forman parte de la reserva de caza son perceptores de parte de los ingresos de la caza, pues otros se destinan a inversiones o a vigilancia de la reserva. 

En total este plan de caza que ha concluido y del que este miércoles se hacía balance ha supuesto unos ingresos totales de 1.205.309 euros, de los cuales a inversiones se han destinado 254.927 euros, apuntaba el delegado territorial de la Junta, José Francisco Hernández Herrero, quien comparecía junto a Prieto y Diez para dar cuenta de lo que ha supuesto este año la actividad cinegética. 

En la última anualidad se han abatido 160 machos monteses, 112 hembras, 5 corzos y 7 venados y además se han realizado 29 monterías.

Destacaba de este plan Prieto una particularidad y es que si bien supone la vuelta a la normalidad ésta ha llegado en los últimos seis meses que es cuando se ha ejecutado el plan de caza casi en su totalidad, es decir el plan se ha llevado a cabo en la mitad de tiempo de lo que es habitual y por ello agradecía el esfuerzo de todos los que lo han hecho posible.

Tanto ella como el delegado quisieron poner en valor lo que la actividad cinegética supone para los municipios que forman parte de la reserva y estimaba que ésta ha pasado de ser un «deporte» a ser todo un dinamizador económico de la zona en el sentido en el que atrae recursos económicos a la zona, sirve de acicate contra la despoblación y genera empleo.

Ahora bien, no quiso dejar de lado los dos grandes problemas que acechan a la reserva y que son el lobo y el furtivismo. Sobre el primero Prieto pedía a los gobernantes de Madrid lo que ya había solicitado en otras ocasiones y es su lucha para que el lobo sea especie cinegética al norte del Duero, es decir que se pueda cazar en nuestro territorio para acabar con los ataques que merman al ganado pero que también inciden negativamente en el mantenimiento de la cabra montés en la reserva de Gredos.

El furtivismo es el otro problema y en este sentido agradecía la lucha de la Guardia Civil para intentar atajarlo, ponía en valor dos grandes operaciones contra el furtivismo de las que ya se ha tenido conocimiento y anunciaba que en breve habrá noticias de otras.

Por su parte el delegado recordaba que dentro de de las inversiones de las que se había dado cuenta destacan especialmente los contratos de seis personas procedentes de los municipios que conforman la reserva regional y que se emplean en el servicio de vigilancia de la Reserva.

Dentro de la reunión se informó además favorablemente a la renovación de convenios de adhesión a la reserva y de la segregación de la finca 'El Jabalí'.

Del mismo modo se informó de la prórroga del convenio con la Asociación de Propietarios para la realización de los planes de actuaciones. Y es que Junta y asociación están juntos en esta gestión que es público privada y que ya en otras ocasiones ha puesto en valor el delegado precisamente por lo bien que estima que funciona.