Las cuentas tocan techo con 12.291M€ para ser un "escudo"

David Alonso
-

El presidente de la Junta presenta las primeras cuentas en tres años con el reto demográfico como eje transversal

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco (i), y el vicepresidente y portavoz, Francisco Igea, conversan antes de presentar el proyecto de presupuestos para 2021. - Foto: Rubén Cacho (Ical)

Tres años después, Castilla y León volverá a tener unos nuevos presupuestos generales con los que hacer frente a viejos desafíos como la despoblación y el creciente gasto social, y a los más recientes, como la crisis derivada de la covid-19. Doce mil doscientos noventa y un millones de euros es la cifra que refleja el proyecto de Presupuestos Generales de la Comunidad para 2021 presentado por el presidente Alfonso Fernández Mañueco. Se trata de la cifra más alta y «más ambiciosa» de la historia de Castilla y León, elevando un 13 por ciento –unos 1.500 millones más– el montante de las cuentas de 2018 aprobadas por Juan Vicente Herrera, y disparando el gasto en Sanidad, Educación y Familia. Además, la cifra final podría superar los 12.291 millones ya que la Junta no ha querido incluir en el proyecto de presupuestos los fondos europeos que recibirá del fondo ‘Next Generation’ hasta no saber con claridad el importe asignado a la Comunidad. «Es un escudo social y económico para superar la pandemia de la covid-19 y afrontar el futuro a partir de la recuperación de los sectores prioritarios y la modernización de la Comunidad en todos los ámbitos», reconoció el presidente de la Junta, que defendió que la «hoja de ruta» que sigue la Junta es el pacto para la recuperación firmado en junio con la mayoría parlamentaria.

Flanqueado por el vicepresidente y portavoz, Francisco Igea, y el consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, el máximo dirigente regional esbozó las líneas maestras de las primeras cuentas del gobierno de coalición PP-Cs, que, según él, «miran a las políticas sociales» al tiempo que apuestan por la recuperación económica «en los sectores prioritarios» para la Comunidad. En este punto, hizo hincapié en que, además de la pandemia, otro elemento ha sido vectorial en la confección de las cuentas: la lucha contra la despoblación, que detalló que «inspira todas las políticas del presupuesto».

Pese a no querer entrar más a fondo en el detalle de los presupuestos, tarea que traspasó a Fernández Carriedo, sí que reconoció que el proyecto de presupuestos surge en medio de un escenario macroeconómico «complicado» sujeto a un «alto grado de incertidumbre» por la pandemia. Durante la presentación telemática, Fernández Mañueco explicó algunos de los objetivos que persiguen las cuentas más altas de la historia de la Comunidad, entre los que destacó la transformación digital, el desarrollo rural, el ‘reto verde’, la transparencia, la calidad de los servicios públicos, la nueva economía y el reto demográfico.

Las cuentas tocan techo con 12.291M€ para ser un Las cuentas tocan techo con 12.291M€ para ser un "escudo"

Todas las consejerías suben

Más inversiones y más gasto social, en un escenario en el que no se suben los impuestos. Este fue uno de los mantras repetidos por el presidente de la Junta, que defendió que todas las consejerías de la Junta verán incrementada su dotación el próximo año. No obstante, los presupuestos estarán evidentemente marcados por la pandemia de la covid-19 y la Consejería de Sanidad dispara sus fondos hasta los 4.366 millones de euros, un 21,6 por ciento más que en las cuentas aprobadas en 2018, y que supone el 7,5% del PIB de la Comunidad. El presidente de la Junta detalló que las tres consejerías sociales -Sanidad, Educación y Familia- acaparan el 80% del gasto, el 88% de los gastos en personal, el 95% de los de funcionamiento y el 21% de las inversiones. Juntas gestionarán 7.806,2 millones de euros el próximo ejercicio, el 18,16% más que en 2018. «Nos sentimos muy orgullosos», expuso Mañueco, que aventuró que «queremos estar en la vanguardia europea en servicios de calidad y en el territorio».

Además, destacó que la inversión sube un 17%, hasta los 1.595 millones. Una cifra casi idéntica a la destinada a pagar la deuda pública el año que viene, 1.423 millones, ‘comiéndose’ el 11,5% del presupuesto. No obstante, Mañueco destacó como el blindaje de las políticas sociales en la Comunidad se compenetra con el fomento a las de reactivación para acelerar el pulso de la economía, que se traduce en el respaldo a los sectores productivos y al empleo, a dinamizar el mercado laboral, a la atención del medio rural, a la I+D+i, y a la cooperación con las entidades locales de Castilla y León.

Las cuentas tocan techo con 12.291M€ para ser un Las cuentas tocan techo con 12.291M€ para ser un "escudo"

Tímida subida del empleo en 2021, con un 2,8% más
La recuperación del mercado laboral en 2021 será tímida en Castilla y León, con un avance del número de ocupados del 2,8%, tal y como se refleja en el proyecto de presupuestos generales de la Comunidad para 2021. La cifra supone la mitad del crecimiento estimado para el conjunto nacional, del 5,6%. Las cuentas autonómicas avanzan una caída de los ocupados este año del seis por ciento, así como una tasa de desempleo para el próximo ejercicio del 13,9%, una décima menos que la estimación para este año. Al igual que la mayoría de analistas financieros, la Junta de Castilla y León también prevé en sus presupuestos un rebote del PIB el año que viene hasta el 7,5%, que no servirá para amortiguar el descalabro de este año, que alcanzará el ocho por ciento en el Producto Interior Bruto autonómico. El déficit público, por su parte, alcanza el -1,1 por ciento en 2021, el doble que la estimación para este año.