"Lloré como un niño cuando gané el concurso de Ampuero"

Juan Andrés Cartón
-

Entrevista a José Manuel Medina 'Zorrillo'

"Lloré como un niño cuando gané el concurso de Ampuero"

Traemos a estas páginas esta vez a un hombre, José Manuel Medina, que quizás así, por su nombre, no diga nada pero si decimos ‘Zorrillo’ ya todos le conocen uno de los mejores recortadores nacionales y es de Arévalo. Para empezar, le damos las gracias por atendernos y la enhorabuena por la actuación que tuvo en su última aparición en la plaza de toros de Ávila.
Has estado muy bien en Ávila, aunque con merma física por la cogida en Añover de Tajo con una cornada de dos trayectorias, por la que has podido pasar a la final, pero la verdad es que tenías muy buenos adversarios y así es complicado pasar, ¿no?
Sí, estaban aquí los mejores recortadores, todos con un gran nivel, pero bueno me voy contento porque he pegado cortes más o menos buenos y he disfrutado.
Este año esperemos que sea para ti igual de bueno que fue el anterior, ¿así lo esperas?
Esperemos pueda conseguir más triunfos.
¿Qué triunfos recuerdas con más ilusión?
Bueno gane el concurso de Ampuero, también en Guárete, y quede 4º, en Villarejo de Salvanés y 5º en Ávila, y además me nombraron como el recortador más regular de la liga del corte puro.
Creo que estuviste convocado para el concurso de campeón de campeones, ¿que paso?
Que no se pudo celebrar por causa de la lluvia. Perderme el concurso me jorobó un poco porque el poder estar ahí es muy importante y tenía ilusión, ya que hay pocas ocasiones para hacerlo. Pero espero que llegue otra oportunidad.
¿De todos los concursos que has ganado cuál te ha dado más satisfacción aparte del de tu pueblo claro?
El de Ampuero, con diferencia, pues estuve toda la tarde muy concentrado. Cuando pase a la final hice cortes justísimos, sobre todo en el tercero al quinto de Joao Maura, que me levanto más de tres metros para arriba. No me amilané y le repetí el corte, y así termine ganando el concurso. Lloraba como un niño, ha sido el más emocionante.
¿Qué objetivos tienes a la vista?
Pues viendo como está el tema ahora mismo, ya veremos. Lo que la ley nos deje, pues está muy difícil poder dar festejos con el aforo reducido en las plazas y me pilla con una edad un poco madurita esta nueva etapa.
Tú eres ante todo un recortador puro, ¿qué opinas de los saltos?
Los saltos dan mucho espectáculo, pero en un concurso de cortes lo que más tendría que puntuar es el corte en sí. Pero a la gente los saltos les gusta mucho y no estoy en contra de ellos, ni mucho menos, porque yo cuando empecé también me gustaba saltar. Pero lo que más me gusta son los cortes.
¿Piensas entonces que los saltos deberían puntuarse menos que los recortes?
Pienso que debería haber dos apartados, uno para el corte y otro para el salto. Son diferentes modalidades y no las puedes puntuar igual.
¿Cuántos años llevas en el mundo del recorte?
Compitiendo esta es mi décimo cuarta temporada, muchas ya.
Hoy en día los triunfos están caros. No solo te tienes que batir con los veteranos, sino también con los jóvenes de tu generación. ¿Qué valores destacas de esa generación de recortadores veteranos?
Que ellos saben de toros como nadie y también que cuando estás con ellos en la plaza te intentan ayudar todo lo que pueden y más. Eso para mí es lo más grande, porque tú llegas a una plaza y tienes a gente como Sergio, El Peque, Julián y te terminan enseñando todo. De ellos se aprende todo lo que quieras y más, y ellos están encantados de enseñarnos a nosotros.
¿Qué valores destacas de la nueva generación?
Que están empezando muy fuerte, que están aprendiendo mucho y muy rápido. Visto lo visto en Ávila, hemos comprobado cómo están los niños.
Sabemos que has sufrido varias cogidas. Quizás la más grave fue la de Castellón, ¿cuál fue la más dolorosa?
A parte de la de Castellón, también la de Ampuero y la de la Granja de San Ildefonso.
¿Sólo te dedicas a esto de los toros o tienes un trabajo regular?
Ahora sí, porque con esto de la crisis no encuentras trabajo en ningún sitio. Yo he trabajado de encofrador bastante tiempo. Pero ahora en esto, porque no hay otra cosa.
¿Tu familia qué opina de esto?
Al principio les costó mucho entenderlo. Así que poquito a poco les he ido metiendo y cada día les gusta más, aunque sufren. Hay alegrías y menos alegrías.
¿Y tu mujer qué dice?
A ella le gustan los toros más que a mí. Cuando acabamos los concursos, ella está dale que dale al móvil a ver cómo ha salido la cosa.
A parte de los toros, ¿qué otras aficiones tienes?
El fútbol, y cantar. Tengo un grupo para cantar flamenco que no lo hacemos del todo mal.
En esto empezaste como empezáis todos, de capea en capea y de pueblo en pueblo, pero al principio, ¿en quién te fijabas?
Yo me empecé a fijar en los recortadores de mi pueblo sobre todo en Jorge Chinín. También en Isidro, que para mí ha sido de los mejores que ha habido en Arévalo. Luego empecé a ver los concursos de por ahí y me fije mucho en Sergio, El Moro, El Parri, El Pajarito y en Víctor Holgado, que han sido mis profesores.
¿Crees que algún día conseguiréis la profesionalización?
Eso va a ser prácticamente imposible. Hace unos años en Castilla y León hicimos una asociación de recortadores y se ha ido a pique. Volvimos hacer una reunión y nos presentamos unos 14, cuando en la asociación éramos casi 70. Somos muchos recortadores y si no estamos unidos esto no va a salir adelante. Es muy difícil unir a todos porque los chavales que están empezando van a ir a cortar por cuatro perras y si yo no voy a una plaza van a ir ellos. Así que esto es imposible.
¿Tú crees que se puede vivir de esto?
Es prácticamente imposible. Es un dinero extra que te viene bien pero no puedes vivir de los recortes.
Pues así nos despedimos de este arevalense, José Manuel Medina ‘Zorrillo’, agradeciéndole su buena predisposición para contestar a esta entrevista, y deseándole una muy pronta recuperación y triunfos en lo que queda de temporada.