scorecardresearch

Nuevas excavaciones para el Cerro de la Mesa de Navarrevisca

I.Camarero Jiménez
-

Una primera excavación financiada por la Diputación sacó a la luz un templo visigodo del siglo VII, que cuenta con ruta interpretativa; ahora se trata de ver si se corresponde con el «lugar de todos los santos»

Nuevas excavaciones para el Cerro de la Mesa de Navarrevisca

Desde el área de Cultura de la Diputación de Ávila han hecho una apuesta clara por la arqueología. Cerraron la semana pasada anunciando una nueva excavación en el valle del Alberche, en El Barraco para ser exactos y comienzan la presente anunciando que los trabajos en el Cerro de la Mesa de Navarrevisca y del despoblado de San Pedro irán a más. No es la primera vez que la institución provincial destina una partida para conocer más del pasado que desvele este lugar y en aras a «la recuperación del patrimonio arqueológico del pasado más remoto que nuestra provincia nos ofrece», manifestaba el diputado de Cultura, Eduardo Duque. 40.000 euros ya se han ejecutado allí y 40.000 más llegarán este año. Falta firmar el convenio entre la institución provincial y el Ayuntamiento de Navarrevisca pero lo cierto es que los trabajos han comenzado y se prologarán durante «todo 2022», explicó Duque. 

Además de la excavación en sí misma se acompañará del estudio histórico y de la divulgación del conjunto arqueológico. Se trata como decíamos de una actuación complementaria a la que se inició en 2020. Todo para preservar y poner en valor el patrimonio. Un patrimonio que en el caso de Navarrevisca nos lleva a la época visigoda. Allí se llevaron a cabo trabajos de prospección arqueológica que ya han sacado a la luz datos que confirman que «desde época visigoda hasta la alta Edad Media estuvo poblado el conjunto del que estamos hablando».

Duque se acompañó en la rueda de prensa tanto por la alcaldesa de Navarrevisca, Leticia Sánchez como de Jesús Caballero, de la empresa Castellum que está detrás de las excavaciones. Precisamente Caballero hacía un recorrido por lo que ya ha salido a la luz y también por lo que esperan encontrar en este nuevo tiempo de excavación. 

Un movimiento necesario para tratar de concluir -o descartar, llegado el caso- que aquel lugar, el del Cerro de la Mesa y las dos iglesias que ya han salido a la luz tuvieron su origen como cerro sagrado desde la prehistoria y posiblemente asociado a una peña sacra que existe en el lugar. Entendiendo que esa peña sacra es «la interpretación que el hombre prehistórico hace de su entorno y siempre bajo una concepción animista de las cosas». Un 'animismo' que supone que el hombre «cree que una serie de elementos de la naturaleza, ya sea una piedra, el agua o un árbol tienen vida propia y que por ello tienen que interactuar con ellos».

Son creencias que perviven en el tiempo de forma muy acusada, pero cuando llegó el Cristianismo en el S.IV trata de erradicarlas, pero no puede porque las creencias son profundas. Como no puede, lo cristianiza y construye un templo cristiano en un lugar pagano. De ahí que estimen que ese Cerro de San Pedro se puede corresponder con «el lugar de los santos», un lugar en el que según la documentación medieval existirían tres templos (San Pedro, Santa Coloma y Santa Marina). 

Dos de ellos ya se han revelado, San Pedro, (gótico) que continúa en pie y es de finales del siglo XIII-XIV; el que «hemos estado excavando desde 2020 es un templo visigodo del S. VII y que posteriormente a partir del proceso de repoblación se reconstruyó proque había entrado en decadencia». Este puede ser, decía Santa Marina o Santa Coloma, pero no sabemos cuál de los dos y luego, nos quedaría un tercer templo «posiblemente del siglo IV, del primer momento de Cristianización», que es uno de los objetivos de este año. Además, continuaba, ya se está excavando un nuevo edificio con planta en «L» y muy sugerente. Está en un lugar del cerro muy poco amable como lugar de habitación porque es donde más viento sopla, pero el lugar más adecuado en cuanto a control visual del territorio y del asentamiento.

Intentar ver si hay un tercer templo que confirme el «lugar de los santos» es el objetivo.

El templo visigodo se conoce muy bien y la excavación está muy avanzada. No es un templo litúrgico sino que está asociado a un concepto funerario, apuntaba Caballero. En aquella época era muy común que los laicos fundaran templos para luego usarlos como su propio mausoléo y ése es el caso delCerro de la Mesa. Era para la nobleza visigoda. Se han encontrado con  que los enterramientos están expoliados, algo lógico porque los repobladores que recuperaron el templo a principios del S.XII los saquean.En el Cristianismo estaba prohibido enterrar en el interior de los templos, transmitía y porq ello «trataban de reconvertirlo sólo para uso litúrgico y para ello había que anular lo anterior, las creencias paganas».  Este tipo de templo hallado en Navarrevisca  son «únicos» en Ávila,pero  no en el contexto del mundo visigodo, que era bastante común y que solían estar asociados a zonas palaciegas. Pues bien: «Falta encontrar esa asociación» y para ello cuentan con una pista, otro edificio más que se insinúa al lado oeste del templo, que responda a ese palacio.

Por su parte Leticia Sánchez, alcaldesa de Navarrevisca agradecía la ayuda de Diputación entre otras cosas porque «llevábamos tiempo queriendo ponerlo en valor». Presentaron un proyecto a la institución provincial y se aprobó. Para entonces estaban visibles la iglesia de San Pedro y las tumbas antropomórficas.Era un lugar «especial» también en lo paisajístico «pero no imaginábamos que llegaría hasta donde ha llegado».

Para Diputación el proyecto que presentamos tenía el valor suficiente para iniciar la primera excavación a la que ahora complementará una segunda. Los resultados fueron muy satisfactorios para Navarrevisca y para todo el enclave del Alberche con el hallazgo de la ermita visigoda y con su extensión después en el periodo románico del contexto funerario son «de una relevancia fundamental para la historia de Navarrevisca y del Valle».Ahora se trata de contrastar si el cerro de la mesa corresponde al lugar de todos los santos, donde estaban enclavadas las tres ermitas de San Pedro,Santa Coloma y Santa Marina. Recordaba también que además de edificaciones hubo  hallazgos metálicos, cerámicos o una hebilla visigoda  que simboliza desde ese momento el cerro de la mesa. Aquellos se completó señalizando una ruta, pero el yacimiento tiene potencial y sin duda alguna hay que seguir, Cultura de Diputación les seguirá acompañando.   Consolidar lo encontrado, restaurarlo y ponerlo en valor es parte del objetivo. Quedará por completar la excavación en torno a los templos y al edificio sondeado que tiene forma de L.

Estudios arqueoastronómicos y ampliar el circuito interpretativo más otras actividades divulgativas.

«Creo que el cerro se ha convertido en un referente patrimonial y cultural del valle del Alberche del que deberíamos estar todos orgullosos, sobre todo de poder seguir investigando para conocer más de nuestra historia, de nuestro origen y de la riqueza cultural que tenemos en la provincia».