La Junta será tan exigente como la OMS en su Plan del Aire

SPC
-

El documento se llevará al Consejo de Gobierno la próxima semana para contar con una Comunidad «sana y medioambientalmente ejemplarizante»

La Junta será tan exigente como la OMS en su Plan del Aire

La nueva Estrategia de Calidad del Aire 2020 - 2029 de la Comunidad propondrá el cumplimiento de los umbrales en materia de contaminación por ozono contemplados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) que son «más exigentes» que los fijados por la normativa europea y nacional, lo que requerirá de la aplicación de «muchas medidas» para alcanzar una Castilla y León «sana y medioambientalmente ejemplarizante». Así lo avanzó ayer el consejero de Fomento y Medio Ambiente,JuanCarlos Suárez-Quiñones, que anunció su intención de proponer para su aprobación en el Consejo de Gobierno de la próxima semana. Así lo avanzó durante una comparecencia de prensa coincidiendo con la celebración del Día Mundial del Medio Ambiente. 
El consejero recordó que los umbrales de contaminantes que determinan que se sobrepasan los niveles permitidos son «voluntarios y obligatorios» y se felicitó por que Castilla y León cumple «estrictamente» con todos los umbrales y contaminantes primarios. Los únicos problemas se detectan con el ozono «en algunas zonas y de forma esporádica», además de que no resulta «especialmente grave», aunque aseguró que, al margen de que se siga trabajando en un plan nacional, se implementará un plan «específico» para las zonas climáticas con superación en la región.
Suárez-Quiñones se refirió al caso concreto de Valladolid, que utiliza los umbrales «recomendables» por parte de la OMS, que insistió en que son «más exigentes», lo que provoca que se superen determinados niveles y sea «más habitual» la necesidad de adoptar medidas al estar por encima de esos niveles recomendables. 
Decálogo ambiental

Durante su intervención, Suárez-Quiñones explicó el decálogo de medidas aprobadas el jueves por el Consejo de Gobierno desde un punto de vista medioambiental para luchar contra el cambio climático de Castilla y León conscientes de la necesidad de adquirir un compromiso «firme»con la materia, en el que la Estrategia de Calidad del Aire es uno de los elementos que integran este documento, que contiene medidas que «no son etéreas ni meras declaraciones de voluntad» sino que son compromisos «firmes», algunos de los cuales ya están en marcha y otros son «de próxima ejecución». 
El documento contempla la aprobación de una Estrategia de Economía Circular basada en una economía regenerativa que contribuya a cerrar los ciclos naturales y tecnológicos. Quiñones confirmó que esta estrategia se encuentra «ya redactada» y la próxima semana se hará una última audiencia. Igualmente se contempla la aprobación de un Anteproyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética en Castilla y León para definir los objetivos de reducción de emisiones y de penetración de energías renovables y mayor eficiencia en el uso de la energía. El consejero aclaró que el anteproyecto «ya está en marcha», en concreto en trámite de consulta previa, por lo que ahora hay que«consumar». 
Otro de los compromisos pasa por el incremento de la producción de energía procedente de fuentes renovables y el fomento del autoconsumo eléctrico. La Junta tiene previsto también poner en marcha el Plan de Acción Forestal por el Cambio Climático en colaboración con los propietarios y productores forestales, así como reforzar la política de gestión de residuos, ya que se produce un millón de toneladas domésticas al año.